Crítica de Música Les Trois Ordres Orden y progreso

De izquierda a derecha, Ventura Rico, Luis Orden y Alejandro Casal De izquierda a derecha, Ventura Rico, Luis Orden y Alejandro Casal

De izquierda a derecha, Ventura Rico, Luis Orden y Alejandro Casal / DS

Tras la Segunda Guerra Mundial, flautistas como Aurèle Nicolet, Jean-Pierre Rampal o James Galway se hicieron famosos con un acercamiento al Barroco que eludía las más avanzadas prácticas historicistas desarrolladas desde mediados de los 50 (incluido el empleo de réplicas fidedignas de los instrumentos antiguos), pero limando los rasgos más anacrónicos (por románticos) heredados de la tradición en materia de fraseo, articulación y dinámicas.

Después, el historicismo triunfó y las versiones con instrumentos modernos quedaron demodés, aunque nunca desaparecieron de la escena (nadie quiere renunciar a Bach). Hoy, con una visión nueva del concepto de autenticidad, está desapareciendo también esa especie de baldón vergonzante que caía sobre los músicos historicistas que se atrevían a colaborar con instrumentistas modernos.

Ventura Rico y Alejandro Casal, tan vinculados a la escena barroca sevillana, se unen así a Luis Orden, que toca a Bach con su metálica y moderna flauta travesera fabricada en Japón. Más allá de las sugestiones tímbricas (el traverso barroco tiene un color y una flexibilidad muy diferentes), Orden se mostró respetuoso con el estilo en estas tres sonatas (la BWV 1033 es en realidad de Emanuel, hijo del maestro) que tocó sin vibrato, con una articulación clara, de frases cortas y regulares. En los movimientos más galantes (por ejemplo, esos minuetos de BWV 1033) supo combinar la seducción melódica con el rigor rítmico y la elegancia.

Aunque sólo BWV 525 era una obra en trío, contrapuntística, la viola de Rico acompañó en el resto de piezas con un sonido ancho y bello, siempre dispuesta al diálogo imitativo. Con un órgano en lugar del más razonable clave (razones prácticas mandan), Casal sostuvo el edificio sonoro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios