Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Cultura

Bartolomé Ruiz regresa a Sevilla para dirigir Políticas Culturales

  • Paulino Plata ficha al hasta ahora responsable del Conjunto de los Dólmenes de Antequera

Comentarios 1

Con la aprobación ayer por el Consejo de Gobierno andaluz de su nombramiento como nuevo secretario general de Políticas Culturales, en sustitución de Lidia Sánchez Milán, regresa al primer plano de la política Bartolomé Ruiz González. Nacido en Casabermeja, este licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Málaga y arqueólogo conservador del Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ocupaba hasta ahora el cargo de director del Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera, para el que fue nombrado en 2004.

Ruiz ha sido también responsable de la puesta en valor del Monasterio de la Cartuja de Sevilla -actual sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC)-, labor que le valió el Premio de Restauración de la Real Fundación de Toledo en 1993. En 1980 obtuvo el Premio Nacional de Urbanismo por sus trabajos de arqueología urbana en la provincia de Málaga.

La relación de Bartolomé con Antequera se remonta a su infancia y a su etapa estudiantil. "Antequera fue mi referente en cuanto a la labor de conservación y difusión del patrimonio que realizaba en contraste con mi visión de la capital de aquellos años, cuya política no era conservacionista", declaró recientemente alGrupo Joly.

Ese vínculo se estrechó cuando en los años 80 lo nombraron director general de Bienes Culturales y promovió la creación de una serie de conjuntos monumentales y arqueológicos en cada una de las provincias andaluzas, estableciendo en Málaga como unidad patrimonial de referencia el Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera. Por este motivo, en 1985 encargó el primer proyecto de musealización de dicho conjunto, un proyecto complejo que ha contado con varias fases y que en tres años podrá estar concluido.

Tras ocupar diferentes puestos dentro de la administración pública en Sevilla, en el año 2004 regresó a Málaga "por motivos personales". "Cuando le planteé al director general de entonces, Jesús Romero, mi intención de volver, él -conocedor del trabajo que había realizado en los años anteriores- me dijo que aceptaba pero que mi destino estaría en Antequera, lo que me permitió retomar el importantísimo proyecto de los dólmenes".

Uno de los principales objetivos que se marcó dentro de su cargo de director del conjunto arqueológico fue acercar el patrimonio a la ciudadanía, utilizando el cauce de los medios de comunicación o la organización de jornadas de puertas abiertas y visitas guiadas para el resto de la población.

Entre los últimos proyectos que preparaba destaca una exposición temporal con carácter semestral del conjunto arqueológico en Borger (Holanda), que se inauguraría en septiembre y concluiría en enero de 2011. Una muestra en la que no faltará la guía oficial de los dólmenes, la monografía denominada Las grandes Piedras de la Prehistoria o el audiovisual sobre el proceso de reconstrucción de Menga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios