Cultura

Bellver, molesto con Ayuntamiento y Junta por la falta de respuesta oficial

  • El coleccionista aguarda desde Navidad la firma de un documento que materialice los términos de su cesión · La exposición que divulgará en el Bellas Artes sus fondos se pospone, como mínimo, a 2010

Se agota su paciencia. Mariano Bellver está dispuesto, muy a su pesar, a plantearse ofrecer su valioso conjunto artístico a otras manos si la Junta y el Ayuntamiento siguen sin concretar en un documento oficial y vinculante dónde y en qué plazos se alojarán las piezas que él generosamente cede a la ciudad de Sevilla. Porque, para este empresario bilbaíno afincado en Sevilla desde hace décadas y que ya ha cumplido los 82 años, el tiempo sí importa. Y corre muy deprisa.

"A mi edad no puedo esperar. Y quiero despedirme sabiendo que todo este patrimonio que lego a Sevilla está perfectamente ubicado. No quiero dejarle tamaña responsabilidad a mi esposa. Si no me facilitan la cesión, buscaré yo una solución a mi comodidad", afirma con gravedad Mariano Bellver desde su domicilio de la plaza del Museo, una finca decimonónica que también ha cedido a Sevilla y que alberga sus más de 300 cuadros, considerados como la mejor muestra privada de pintura andaluza del siglo del Romanticismo.

El pasado 31 de octubre, Bellver se reunió con los responsables museísticos de la Junta de Andalucía para avanzar en la cesión de unos fondos que incluyen no sólo lienzos de José Arpa, Esquivel, Jiménez Aranda, Gonzalo Bilbao o José Villegas, sino otras muchas riquezas como tallas policromadas y bargueños del Barroco andaluz, o una colección de figuras del Niño Jesús única en Andalucía. Ese día, se decidió que un preámbulo documental sellaría antes de Navidad los términos del acuerdo alcanzado con el Gobierno andaluz y municipal el día 8 de octubre, cuando Bellver precisó que "todas las cuestiones han quedado resueltas en un 80% y lo único en lo que hay que trabajar son matices".

La afable foto de familia que se tomó ese día es prácticamente papel mojado cinco meses después. Desde octubre, "no hay nada de nada", detalla Bellver a este medio, antes de referirse a las excusas que se le han brindado. "Me explican que el grueso de la colección se alojará en el Palacio de Monsalves, cedido por la Junta para la ampliación del Bellas Artes, pero que antes hay que arreglarlo y no hay fondos. El problema es que en diciembre me decían que pedirían el dinero, que buscarían una solución para no dilatar los plazos. Y ahora no me dan ninguna fecha y, para colmo, también se ha pospuesto la exposición que iba a mostrar a todos los ciudadanos el legado que cede el matrimonio Bellver".

Esta muestra, que permitirá valorar también la labor de recuperación del patrimonio sevillano disperso por el mundo que asumió este coleccionista, estaba prevista para 2009 en el Bellas Artes. "Se me dijo que la exposición se montaría dentro de seis meses y ahora me anuncian que habrá que esperar a 2010 pero sin concretar qué piezas ni cuántas salas de la pinacoteca alojarán mis cuadros. En suma, nada de nada", lamenta Bellver, que en estos cinco últimos meses ha seguido comprando a marchantes extranjeros y españoles nuevas pinturas, como un lienzo del artista sevillano Valeriano Bécquer.

Las instituciones aludidas, por su parte, aseguraron ayer a Europa Press que "tienen la voluntad de que la colección Bellver se quede en Sevilla" y que acaban de encargar la tasación de las piezas (lienzos, estatuas, muebles, orfebrería y objetos preciosos del siglo XIX), un proceso que comenzará la semana que viene y que financiarán a partes iguales el Ayuntamiento y la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios