Cultura

La Bienal, nuevos aires tras la huella de los maestros

  • 20 estrenos absolutos y 71 espectáculos en una edición que, del 3 al 30 de septiembre, regresa al Alcázar y conquista las calles de Sevilla.

Comentarios 6

La primera Bienal de Flamenco, dirigida por José Luis Ortiz Nuevo, integró el arte jondo con la pintura, la arquitectura, la antropología o la fotografía, se abrió a la ciudad y echó mano de la imaginación y el esfuerzo de cuantos integraban aquel equipo para sortear, con éxito, las limitaciones. 32 años después, en un año "que no se presta a grandilocuencias", con 1.200.000 euros de presupuesto (un millón menos que la edición anterior), la primera Bienal dirigida por Rosalía Gómez recupera la calle y se abre a otras disciplinas artísticas mientras apuesta por los maestros del jondo y los jóvenes creadores que, como Olga Pericet, Marcos Flores o Manuel Liñán, "están luchando con muchas dificultades para hacerle un hueco a su talento y montar sus propias compañías".

El cartel de este festival, rico en diálogos con otras culturas, en encuentros sugerentes entre artistas de distintas generaciones y estéticas, consta de 71 espectáculos, 20 de ellos estrenos absolutos y otros dos nacionales, que podrán disfrutarse del 3 al 30 de septiembre. La XVII Bienal cuenta con 10 escenarios, varios de los cuales son novedad como el teatro de Fibes, obra de Vázquez Consuegra, el claustro y el Cuarto Alto de Santa Clara, o el patio del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus), pero también se recuperan otros como el Alcázar y el Monasterio de la Cartuja, además de contar con las plazas de Sevilla, donde se desarrollarán los fines de semana los espectáculos de calle. El Teatro Maestranza, el Lope, el Alameda, el Central y el Hotel Triana se mantienen como las sedes clásicas de la cita.

Manuela Carrasco, Andrés Marín, María Pagés, Rafaela Carrasco, Javier Barón, Israel Galván, Fernando Romero, La Farruca y la maestra Matilde Coral... son algunos de los grandes bailaores de Sevilla que pondrán su sello en esta edición, que cuenta con un cartel de toque y cante igualmente potente. "Hay espectáculos preciosos para pasarlo bomba. Hay de todo. Yo tengo mucha ilusión por ver Medea porque no veo a la intérprete sino a Manuela Vargas y lloro a gusto. Me gusta llorarla. Y Dios quiera que le den presupuesto a la directora para toda esa gente", declaró Matilde Coral tras la presentación del programa, que se celebró ayer en el Salón Colón en un acto presidido por Juan Ignacio Zoido, tras el cual la oposición socialista mostró su "tristeza e indignación" por no haber sido invitada a sentarse en la tribuna junto al alcalde.

La Bienal arranca el 3 de septiembre en el Patio de la Montería del Alcázar, sede del ciclo Diálogos que ilustra perfectamente esa concepción mestiza y universal del arte jondo que Rosalía Gómez abandera. El primer diálogo será entre el baile y el cante con Manuela Carrasco inspirándose en las voces de El Pele, Pansequito, Juanito Villar y Enrique el Extremeño. Seguirá el encuentro entre la música barroca y la flamenca que proponen la Accademia del Piacere de Fahmi Alqhai y el onubense Arcángel, que presentarán su disco, recién editado, Las idas y las vueltas (día 4), así como el maridaje entre Oriente y Occidente que ofrecerán La Farruca, su hijo El Carpeta y toda su compañía junto a otra institución de la danza, esta vez del norte de la India: la Anuj Arjun Mishra Kathak Company (el 6).

El Teatro Maestranza será la sede de los grandes ballets y alguna de las voces más señaladas. Se abrirá como espacio Bienal el 5 de septiembre con el Ballet Flamenco de Andalucía, dirigido por Rubén Olmo. El 7 y el 8 tomará el relevo la compañía de María Pagés con su Utopía inspirada en Niemeyer y los días 14, 15 y 16 Sara Baras pondrá en escena La Pepa, su homenaje al Cádiz de las Cortes. Además, Rafael Estévez y Nani Paños estrenarán allí el 25 de septiembre su revisión flamenca de La consagración de la Primavera de Stravinski, con Antonio Canales y Antonio Ruz como artistas invitados. En el Maestranza cantarán Marina Heredia (día 10) y Carmen Linares (el 23), que trae su espectáculo Oasis abierto sobre poemas de Miguel Hernández en el que participa Tomasito. La clausura también se celebrará en el coliseo lírico y será un estreno absoluto coreografiado por Rafaela Carrasco en homenaje a los grandes maestros como Matilde Coral y Mario Maya: La punta y la raíz. Un paseo por el baile de Sevilla.

Rosalía Gómez, licenciada en Filología y Periodismo, resaltó también el cuidado que se ha puesto en la sección de Literatura Bailada, que propondrá en el Lope de Vega Sortilegio de Sangre, basada en Macbeth, de Shakespeare, un estreno absoluto dirigido por Fernando Romero y Pepa Gamboa (día 21). Inspiradas en la literatura están también Romances, dirigida por el coreógrafo Juan Kruz de la compañía de Sacha Waltz con Rafael Estévez, Nani Paños y Sandra Carrasco (el 13 en el Central), La Celestina coreografiada por Javier Latorre para el Ballet de Shoji Kojima (día 28 en el Maestranza) y la pieza lorquiana Aleluya Erótica que protagonizarán Rosario Toledo, José Valencia y Dani de Morón (Teatro Central, día 20).

El Lope de Vega encauzará esos diálogos entre juventud y madurez con propuestas como Rosa Metal Ceniza de Olga Pericet (el 8), la reunión de José de la Tomasa con Adela Campallo y Julián Estrada (9) o el estreno nacional de Tuétano, de Andrés Marín (11), coproducido por el Festival de Montpellier y con Concha Vargas y La Macanita como invitadas. En el mismo escenario Marcos Flores mostrará Deflamencas (13) y la bailaora jerezana Mercedes Ruiz presentará Perspectivas, con el cante de Melchora Ortega y la guitarra de Santiago Lara (15). Joaquín Grilo bailará La mar de flamenco (17) y Paco Jarana y Segundo Falcón ofrecerán el 19 Entre el labio y el beso con una pincelada coreografiada por Eva Yerbabuena, de baja maternal. Otros grandes nombres en este escenario son Pepa Montes y Ricardo Miño (22), Aurora Vargas (24), Gerardo Núñez con Carmen Cortés (27), Pansequito celebrando Mis bodas de oro con el cante (29), y la esperada reunión de Javier Barón con Esperanza Fernández titulada Arrabales, un estreno absoluto (26) dirigido por David Montero.

En el Teatro Central, Gómez ha ubicado -"en un año en el que se va a aprobar como Bien de Interés Cultural la escuela sevillana y la danza bolera", dijo- el espectáculo Mudanzas boleras, que cuenta con Francisco Velasco y Penélope Sánchez; la compañía de Úrsula López, "que fue primera bailarina del Ballet Nacional y de la Compañía Andaluza de Danza"; un proyecto de Manuel Liñán y Daniel Doña titulado Rew; así como el flamenco tradicional de La Moneta y Aurora Vargas, Colores del fuego de Antonio Rey, y la noche de baile de Juan de Juan y del bailarín de claqué Jason Samuels Smith (día 25). El grupo Los Evangelistas pone el cierre al programa del Central el 29.

En el Monasterio de la Cartuja, los espectáculos hibridan el flamenco con las artes plásticas en montajes como Solo de Israel Galván (día 9), Reciclarte de Ana Morales, "que vestirá con prendas recicladas como trapos y papeles", la mirada a Francis Bacon de El Niño de Elche + Bulos y Tanguerías o la pieza Colección Privada de Marcos Vargas y Chloé Brûlé. El Cicus, por su parte, acogerá Katha Vachak de Anuj Arjun Mishra Kathak Company, dentro del ciclo Ecos del Oriente. Las entradas para todos los espectáculos oficiales se ponen a la venta el día 1 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios