Cultura

Carrie Mae Weems fotografía el orgullo afroamericano de la era Michelle Obama

  • La artista estadounidense protagoniza en el CAAC la primera retrospectiva que se ha hecho en Europa de su obra · La muestra marca el inicio de una línea temática dedicada a abordar cuestiones de género

Comentarios 1

"Si te dieran la oportunidad de cambiar la historia, ¿qué harías?" De esta premisa partió la fotógrafa afroamericana Carrie Mae Weems (Portland, Oregon, 1953) para construir en 2008 una de sus series más afamadas y que ahora se muestra en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) dentro de Estudios Sociales, la primera exposición realizada en Europa de esta artista y una de las más extensas que se le ha dedicado jamás, ya que recorre su trayectoria de los últimos 30 años. Con ironía y sarcasmo unas veces, con un derroche de ternura, otras, la apasionada Mae Weems rescata del olvido personajes y episodios históricos, como el bombardeo de Hiroshima o el asesinato de J. F. Kennedy, apropiándose del imaginario colectivo para invertir los estereotipos que derivan de ellos. Este activismo polémico lo aplica tanto a Estados Unidos como a varios países africanos (Mali y Senegal, entre ellos), cuyas arquitecturas públicas, vidas anónimas y huellas del comercio esclavista también ha retratado. "Su obra nos plantea la necesidad de adoptar un papel activo que propicie la transformación política, cultural y social", dice la comisaria de la muestra, Elvira Dyangani Ose. "Mae Weems", añade, "se recrea en los aspectos más sutiles y poéticos ocultos tras los hechos históricos y en la violencia implícita en algunos de esos episodios" para apremiar al espectador a tomar partido.

Muchas de las fotografías que se pueden ver desde hoy hasta el 19 de septiembre en el ala sur del Monasterio de La Cartuja dan visibilidad a la comunidad afroamericana y exploran el papel que ésta ha jugado en la construcción de la identidad estadounidense. También, explica la propia Carrie, "cuestionan el papel dominante que ha jugado en la iconografía de mi país el hombre blanco y atienden a cuestiones como el racismo, la lucha de sexos y la identidad personal". Por ello, no es de extrañar que la actual Primera Dama, Michelle Obama, se emocionara tanto al ver el año pasado en el MOMA neoyorquino una de estas series: From here I saw what happened and I cried.

Carrie fue a principios de los años 70 una activa sindicalista y sus primeros registros tuvieron más intención política que social. Tras formarse en el Studio Museum de Harlem e instalarse en Nueva York, se convirtió en los 80 en una de las mejores fotógrafas de su generación con trabajos como The Kitchen Table, donde combate el machismo y la sumisión.

Estudios Sociales presenta una veintena de sus series e incluye más de 100 fotografías de gran y pequeño formato, impresiones digitales sobre tela y papel pintado, instalaciones audiovisuales y vídeos. Mae Weems interroga al propio medio y explora desde la fotografía documental a la fotografía como performance. También analiza el carácter simbólico de otras disciplinas, como ocurre con la arquitectura en Museums (2006), donde se autorretrata ante espacios emblemáticos como el British Museum o el Louvre.

Asimismo, el CAAC sevillano abre hoy al público Nosotras, una selección de obras de su colección permanente firmadas por 30 féminas. Podrá visitarse hasta el 26 de septiembre y cuenta con trabajos de artistas internacionales tan cotizadas como Nan Goldin, Louise Bourgeois, Rebecca Horn y Martha Rosler; así como de las españolas Carmen Laffón, Pilar Albarracín, Cristina García Rodero, Ángeles Agrela y Cristina Iglesias.

Ambas citas marcan un cambio de tendencia "donde las cuestiones relacionadas con los géneros pasan a ser prioritarias", según avanzó el director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes, y que se consolidará a partir del 5 de junio con Projects: Done, una serie de trabajos realizados por la fotógrafa alemana Candida Höfer entre 1968 y 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios