Cultura

Dorantes, Eva Yerbabuena o Niño de Elche, entre los invitados a la fiesta

  • Zoido insiste en el carácter lúdico de la cita, que saca sus entradas a la venta el próximo día 23

En la presentación de los contenidos a la prensa, el nuevo director de la Bienal, Antonio Zoido, incidió ayer en ideas que ya había apuntado anteriormente sobre la próxima edición: el carácter lúdico de la cita y su interés en implicar a los ciudadanos. "Es el tercer acontecimiento tras la Semana Santa y la Feria, y queremos que Sevilla se ponga su vestido de fiesta", comentó. Una voluntad que refleja la jornada inaugural que se plantea para el 6 de septiembre, cuando se acercará "el arte del cante, el toque y el baile" al público en una velada que "probablemente se desarrollará en el Altozano", dijo Zoido. Al día siguiente, será Israel Galván quien abra oficialmente la XX Bienal de Flamenco con una revisión de Arena, un espectáculo que ya presentó en 2004 y que ahora interpretará en la Maestranza.

La recuperación de este montajeno es casual en una edición, la número 20, que quiere rescatar algunos momentos emblemáticos de anteriores convocatorias, un propósito para el que se ha creado el ciclo Al arte de su vuelo. Más allá de este tributo a la nostalgia, la Bienal anunció ayer algunas novedades, entre ellas la inclusión en la oferta del Puerto de Sevilla, donde Dorantes cerrará la programación con un concierto que destacará el papel de Sevilla en la primera vuelta al mundo. Además, la Factoría Cultural del Polígono Sur, un proyecto que inició su andadura recientemente, albergará De la mano de..., un apartado en el que un intérprete ya veterano pasará el testigo a un artista emergente elegido por él. La apuesta por las casas palacio, la incorporación del Espacio Turina -donde se hará "un guiño especial a la guitarra" con la actuación de Alfredo Lagos o Paco Jarana, entre otros- y la conversión del Teatro Alameda en un café cantante por donde pasarán Tomasito, La Tremendita o Rosalía son algunas de las propuestas que destacó ayer Zoido de una programación cuyas entradas saldrán a la venta el día 23.

La conversión del Teatro Alameda en un café cantante o el Puerto de Sevilla, las novedades

El Alcázar vuelve a ser uno de los escenarios de la Bienal, que en esta ocasión tendrá como invitados a Argentina, José Valencia y Accademia del Piacere, que tras la emocionante alianza con Arcángel se une ahora a Carmen Linares y Ghalia Benali en Romances. Entre Oriente y Occidente.

En el Maestranza, los espectadores podrán reencontrarse con grandes figuras como Farruquito, Andrés Marín -que presenta su aclamado Don Quixote-, Rocío Molina, que traerá su inédito hasta ahora Grito Pelao, o María Pagés, que regresa a su ciudad natal con Una oda al tiempo. El Ballet Flamenco de Andalucía y el trío formado por Tía Juana la del Pipa, Remedios Amaya y Juana Amaya son otros nombres programados en este teatro, en el que Eva Yerbabuena y Rafaela Carrasco estrenarán sus espectáculos Cuentos de Azúcar y El salón de baile.

Entretanto, la selección del Lope de Vega rescatará el Quejío de Távora o La edad de oro, esta vez en una versión femenina protagonizada por Pastora Galván. Joaquín Grilo con Cositas mías, Antonio Rey y Diego del Morao con Guitarras de Jerez, Niño de Elche, que presentará su Antología del cante heterodoxo, y la bailaora Ana Morales, con Sin permiso (Canciones para el silencio) completan la nómina de este espacio.

Patricia Guerrero, cuya proyección se reforzó en la anterior Bienal gracias a Catedral, vuelve con Distopía, una de las propuestas que visitarán el Central, donde se podrá ver lo nuevo de Olga Pericet, Mercedes Ruiz, Tomás de Perrate, Leonor Leal o Isabel Bayón, entre otros.

La Iglesia de San Luis de los Franceses, que abrió sus puertas al público de la anterior Bienal, volverá a hacerlo este año con el ciclo Cien años de cante, una iniciativa en la que ofrecerán conciertos Inés Bacán y Niño de Gines, Nano de Jerez y Toñi Fernández, Segundo Falcón y Paco del Viso, o Pepe Rueda y Tamara Aguilera.

La Bienal, que mantiene también el tradicional Hotel Triana como uno de sus escenarios, será, como asegura el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Deporte, Antonio Muñoz, una "gran fiesta de la creación" donde convivirán "las miradas más clásicas con aquellas más atípicas". La portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, lamentó sin embargo que el programa "se limite a rescatar algunos de los espectáculos que apalabró el anterior director, Cristóbal Ortega, sumado a algún espectáculo parcheado que viene a dejar en evidencia la falta de un concepto artístico potente detrás de esta edición". La programación completa de la cita se puede consultar ya en la web www.labienal.com.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios