Crítica de Música

Falsos héroes y chicas listas

Tras ganar el Certamen Nuevas Voces del año 2017 y tras su rotundo éxito en el reciente Falstaff del Maestranza, la soprano Natalia Labourdette se presentaba de nuevo en el teatro con una breve pero jugosa selección de arias que evidenciaron la línea ascendente y el futuro fulgurante que tiene ante sí esta magnífica y joven cantante. La voz es de una naturalidad desarmanate; no se evidencia para nada el soporte técnico, sino que el sonido fluye de forma liberada, sin aparente esfuerzo, lo que deriva en una proyección luminosa, directa y seductora. El timbre es rutilante, solar y rico en armónicos y sabe conducir el sonido siempre con sentido expresivo. A pesar de moverse de forma natural en el registro superior, supo abordar de forma sobresaliente los graves de 'all'amoroso fuoco' y notturna face', para desde ahí enlzar una línea de canto muy pulida. Abordó 'O mio babino caro' como lo que es, no un momento triste, sino el zalamero 'pucherito' de Lauretta, con zalamería y fraseo seductor. Y la resonancia cristalina de sus sobreagudos en el aria de Rosina pusieron el broche final.

Axelrod abordó las dos oberturas de forma algo blanda, sin remachar los contrastes ni jugar con los acentos. Ya en la Heroica volvió a comenzar de forma poco enérgica para ir intensificando el fraseo a partir del desarrollo del primer tiempo. Al ágil y vibrante Scherzo le siguió la claridad en el contrapunto de las variaciones del Finale, con una coda electrificante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios