Festival Rincón de Peñas | Crítica

Huele a tierra

Manuela Carrasco bailó en Sevilla después de haber recibido el martes el Compás del Cante. Manuela Carrasco bailó en Sevilla después de haber recibido el martes el Compás del Cante.

Manuela Carrasco bailó en Sevilla después de haber recibido el martes el Compás del Cante. / Grupo Joly

Manuela Carrasco volvió a Sevilla después de algunos años y con el flamante galardón que concede la Fundación Cruzcampo, el Compás del Cante, que recibió hace dos días, del brazo. Volvió con su baile más emblemático, la soleá, esa que forma parte del patrimonio flamenco contemporáneo y que ya ha pasado a la historia. Bailó la sevillana con esa convicción, con esa seguridad. Un baile reposado, pleno de poses, que de repente se desmelena y explota, empujado por la hipnótica rueda de acordes de la soleá. Y con el cante radical, poderoso, visceral, como el baile mismo, de Enrique el Extremeño. Esta pareja se conoce bien, son viejos amigos y esta soleá es su soleá.

Méndez trajo el compás y el carisma de Jerez. La entrega absoluta en cada tercio de la seguiriya, agotadora, muy exigente al nivel emocional. O de la bulería por soleá, ese cante jerezanísimo. Por fiestas caracoleo un rato, después de hacer los estilos cortos de su tierra, y terminó dándose una pataíta.

También el chiclanero Antonio Reyes se acordó del Romance de Juan de Osuna y de otras zambras caracoleras que siempre arrancan el ole del público. Por soleá se mostró equilibrado como corresponde a los estilos del Mellizo y Paquirri el Guanté. Y en los tangos, ya saben, el estribillo lolailo en el que cabe de todo, incluso un fandango de Vallejo.

Mari Peña demostró el salto de calidad que ha dado su arte indagando con seguridad en ese compás reticente característico del arte de Utrera. Rotonda y al mismo tiempo cálida, su cante huele a profundidad telúrica, a tierra seca sobre la que cae un repentino chaparrón. Acabó su recital cantándose para bailar. En el acto se hizo entrega de la musa flamenca a Antonio Benítez y a José María Fatou, coordinador y tesorero respectivamente de la Federación de Entidades Flamencas de Sevilla, organizadora del acto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios