MTV EMA 2019

MTV Sevilla: Green Day, el 'punk' que llena estadios

  • El trío californiano será el protagonista indiscutible de este sábado, una jornada que se coronará con el concierto más multitudinario de los Premios Europeos de la MTV que acoge Sevilla

Billie Joe Armstrong, líder de Green Day, y Mike Dimt, bajista de la banda, durante una de sus multitudinarias actuaciones. Billie Joe Armstrong, líder de Green Day, y Mike Dimt, bajista de la banda, durante una de sus multitudinarias actuaciones.

Billie Joe Armstrong, líder de Green Day, y Mike Dimt, bajista de la banda, durante una de sus multitudinarias actuaciones. / D. S.

La Plaza de España acoge el gran concierto del programa de los MTV EMA Sevilla 2019, que bajo el título MTV World Stage reunirá León Benavente, The Struts y, como abrumadores cabezas de cartel, los californianos Green Day. Una cita ineludible para todos aquellos amantes del rock más eléctrico y contundente.

Remontémos al año 1994. Oasis publica Definitely Maybe; Pearl Jam, Vitalogy, Nirvana, su aclamado Unplugged; REM, Monster; Blur, Parklife; y Green Day, su mítico Dookie. Además, ese mismo año, también entregaron nuevo trabajo bandas como Offspring, Beastie Boys, Nick Cave, Pulp, Manic Street Preachers, Weezer o Soundgarden. Si se tratara de vinos, excelente añada. Eso sí, recios y potentes vinos de Toro. Y los Red Hot Chili Peppers, que en ese fastuoso 1994 no presentaron nuevas canciones, ya eran un grupo de ventas millonarias y giras mundiales, gracias a su Blood Sugar Sex Magik, de 1991.

A principios de los 90, en el mundo anglosajón especialmente, con mayor incidencia en Estados Unidos, el rock alternativo pasó la frontera y se convirtió en una propuesta de consumo mayoritario, y las cifras de ventas de los álbumes anteriormente citados son el mejor ejemplo.

En este desembarco en el mainstream es especialmente significativo el caso de la banda que coronará esta noche el MTV World Stage. Herederos de los Clash, los Sex Pistols o los Ramones, y conjugando ese sonido con algún guiño a los Beach Boys, Green Day convirtieron el sonido más radical, e incluso marginal, del rock en ese momento, el punk, en un género más, llegando a sonar hasta en los programas y emisoras más convencionales, incluida la propia MTV. El punk, que sólo se escuchaba en los garitos, comenzó a llenar los estadios.

La trayectoria musical de Green Day comienza, como en tantos casos, en el instituto, en su Berkeley natal. Adolescentes aún, con 17 años, en 1989 graban su primer EP. Cuentan que un jovencísimo Billie Joe Armstrong le repetía sin ningún disimulo ni complejo,a quien hacía las veces de productor lo siguiente: "Queremos sonar como los Sex Pistols". Tres décadas han pasado ya desde entonces y ese sonido permanece.

Tras dos discos más con una discográfica independiente, ya plenamente consolidada la banda con la formación actual –el trío compuesto por Armstrong (guitarra y voz), Mike Dimt (bajista) y Tré Cool (baterista)– fichan por Reprise, la discográfica que fundó Frank Sinatra a comienzos de los 60 y que acabó siendo filial de la todopoderosa Warner. En su debut con el mencionado sello, Green Day entrega una de sus obras mayores: Dookie. Un compendio de frescura, guitarras afiladas, recuperación del punk más esencial, en constante agitación, matizado por un powerpop melódico, que ha terminado convirtiéndose en una de las señas de identidad de los californianos.

Billie Joe Arsmtrong, líder y rostro reconocible de la banda californiana. Billie Joe Arsmtrong, líder y rostro reconocible de la banda californiana.

Billie Joe Arsmtrong, líder y rostro reconocible de la banda californiana. / D. S.

Con Dookie comienza la época dorada de Green Day. Época que, en cierto modo, han sabido prolongar en el tiempo ya que, pese a que no ha logrado brillar con la misma intensidad en todos los discos que han publicado, la banda siempre se ha mantenido en una más que notable propuesta creativa, permaneciendo fiel a su estilo y, sobre todo, conservando esa pose punkarra de sus inicios. En estos años se han embarcado en innumerables y atractivos proyectos, entre los que destacan la edición de tres nuevos discos en apenas cuatro meses, los denominados Uno, Dos, Tré, o con la adaptación teatral, a modo de ópera rock, de otro de sus trabajos fundamentales: American Idiot.

Green Day en directo son irreverentes, descarados y faltones, como buen grupo punk. Por tanto, cabe prever que no faltarán en el concierto de la Plaza de España las invitaciones a que algunos espectadores se paseen por el escenario, ni los ejércitos de bailarines de pogo en las primeras filas, ni las crestas y púas, ni los insultos motivadores y arengas políticas, muy críticos con el actual presidente de los Estados Unidos.

Esta actuación en Sevilla iba a ser en principio la primera de su nueva gira mundial, a tenor de la próxima aparición, a principios de 2020, de su nuevo trabajo, titulado Father of All Motherfucks (todo apunta a que no se trata de una colección de baladas...). Y decimos en principio porque pese a lo anunciado –que se trataba de una actuación exclusiva en España– el trío ofreció el pasado miércoles un concierto-sorpresa en una conocida sala madrileña ante unas 2.000 personas. El show acabó convirtiéndose en la celebración de los 25 años de Dookie, que interpretaron en su integridad, de la primera a la última canción. "Hemos venido a darles envidia a los americanos", bromeó un exultante Billie Joe Armstrong, para delirio de su auditorio madrileño.

La banda inglesa The Struts, una de las teloneras del gran concierto de los MTV EMA 2019. La banda inglesa The Struts, una de las teloneras del gran concierto de los MTV EMA 2019.

La banda inglesa The Struts, una de las teloneras del gran concierto de los MTV EMA 2019. / D. S.

Teniendo en cuenta esa actuación, es difícil pronosticar qué repertorio interpretará el grupo en Sevilla. ¿Mantendrán el setlist ofrecido en la capital madrileña o bien adelantarán buena parte de los temas de su próximo disco? La respuesta, ya saben, esta noche, cuando Billie Joe Armstrong y compañía suban al escenario de la Plaza de España. En cualquier caso, a falta de saber los platos, el menú está servido.

También forman parte del cartel, encargados de caldear el ambiente, los británicos The Struts, liderados por el peculiar Luk Spiller. Los de Derby son una banda clásica de rock, con querencia por el pop de los 90 y el glam de los 70, y así a ratos suenan a los Rolling Stones, a Oasis o a T. Rex, según el corte escogido. Indiscutiblemente, deben de ser unos teloneros espléndidos, si nos detenemos a examinar los nombres con los que han ejercido esta función: Guns 'n' Roses, Foo Fighters, The Rolling Stones o The Who.

León Benavente pondrán el acento español del concierto. Compañeros durante años –son y siguen siendo los músicos de los que se rodea Nacho Vegas en sus actuaciones–, León Benavente sorprendieron con su primer álbum, en 2013, con aquel Ánimo, valiente, que no tardó en convertirse en un himno festivalero. Llegan ahora a Sevilla con un nuevo trabajo, Vamos a volvernos locos, en el que continúan con la línea marcada desde sus comienzos. Letras directas, con un alto componente social, sobre unas bases contundentes, a ratos explosivas, al servicio de Abraham Boba, teclista, solista e improvisado reverendo 2.0 en los espectáculos casi litúrgicos que pueden llegar a ser los conciertos de León Benavente. El rock como una fe que mueve montañas y desafía a la lluvia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios