Cultura

Manuel Jesús 'El Cid' sale en hombros en Almería

  • El diestro sevillano corta dos orejas al segundo toro de su lote · El Cordobés y El Fandi consiguen un trofeo cada uno

GANADERÍA: Se lidiaron cuatro toros pertenecientes a la ganadería de García Giménez. de juego desigual, y dos marcados con el hierro de La Reina (propiedad de José Miguel Arroyo Joselito -primero y segundo-, buenos. Destacó por su bravura el segundo y por su buen juego el quinto. TOREROS: Manuel Díaz 'El Cordobés', saludos y oreja; Manuel Jesús 'El Cid', saludos tras aviso y dos orejas. David Fandila 'El Fandi', oreja y saludos. Incidencias: Plaza de toros de Almería. Casi lleno.

El sevillano Manuel Jesús El Cid paseó las dos orejas del quinto, un noble ejemplar de García Jiménez con el que consiguió momentos de importancia por ambas manos. El toro respondió con nobleza y transmisión, mejor por el pitón izquierdo, donde más se gustó el de Salteras, que entró a matar con la mano izquierda y paseó las dos orejas.

Con todo, lo más importante fue un gran toro de Joselito, con el hierro de La Reina, lidiado en segundo lugar, un ejemplar bravo, con movilidad, transmisión, clase y temple, con el que El Cid se gustó toreando por ambas manos en una faena importante y de buena dimensión, que, sin embargo, no rubricó con la espada, por lo que perdió las dos orejas.

David Fandila El Fandi cortó una oreja y perdió otra del sexto por la espada. El granadino se sobrepuso al tercero, un toro de García Jiménez bajo de raza y sin clase, con el que apostó en una lidia variada y entregada, con espectáculo en banderillas y fácil y seguro en la muleta, tapando mucho los inciertos remates del toro. El sexto fue un ejemplar manso, con peligro y sin clase, con el que el de Granada formó un lío desde el capote en una labor de mucha entrega, raza y buscarle las vueltas al ejemplar, que sin embargo no remató con la espada.

Abrió plaza un toro de La Reina de buen juego, noble y con clase con el que El Cordobés protagonizó una labor de buen aire en su primera parte, que llegó mucho al público. Sin embargo, el diestro de Arganda pinchó en un par de ocasiones, perdiendo un trofeo. El cuarto fue un toro noble de García Jiménez con el que Manuel Díaz consiguió varios momentos, templados en series sobre la diestra, para rematar de un espadazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios