Festival de Danza de Itálica La poesía de René Clar llega al Monasterio de San Isidoro del Campo con la compañía La Guilda

  • Los intérpretes María Cabeza de Vaca y Abel Harana evocan en 'Hypnos. Bailar la palabra como se roba el fuego' el drama asociado a unos versos inspirados por la ocupación nazi 

Ensayo abierto en la Escuela Superior de Arte Dramático. Ensayo abierto en la Escuela Superior de Arte Dramático.

Ensayo abierto en la Escuela Superior de Arte Dramático. / Belén Vargas

La Guilda Obscénica, la compañía de Enrique López Haro, estrena en el Festival de Danza de Itálica Hypnos. Bailar la palabra como se roba el fuego, la segunda obra de su trilogía Imágenes de la catástrofe. Está inspirada en el poemario Hojas de Hipnos, donde René Char condensó su experiencia en la resistencia francesa durante la ocupación nazi. El espectáculo podrá verse mañana y el viernes a partir de las 22:30 en el Monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce. Hoy tendrá un anticipo a las 21:00 en el Paseo Cristina dentro de la programación de calle de Itálica.

Durante el ensayo abierto que ayer ofreció La Guilda en el antiguo Cuartel del Carmen, sede de la Escuela Superior de Arte Dramático, López de Haro explicó que "tratamos de recoger esa intención del poeta de que la poesía fuera un avisador de incendios. La obra de René Char tiene imágenes muy potentes, conforme lo voy leyendo lo voy viendo en escena aunque tenga que tener una traducción a un lenguaje más narrativo".

Así, a lo largo de la pieza se van concatenando una serie de situaciones en la que las imágenes de la catástrofe se intercalan con el empeño por resistir y la apuesta por la libertad en lucha contra el totalitarismo. La voz poética se transforma en música, en danza y en escenografía para evocar el drama asociado a esos versos.

Los miembros de la compañía junto a los directores de esta edición de Itálica. Los miembros de la compañía junto a los directores de esta edición de Itálica.

Los miembros de la compañía junto a los directores de esta edición de Itálica. / Belén Vargas

Las coreografías y el baile de María Cabeza de Vaca y Abel Harana, el cante de Juan Murube y la dirección musical y composición de Fernando María, a los que se suman los montajes visuales y proyecciones de Shaula Ortega y el asesoramiento de la bailaora Charo Cala, son los encargados de materializar este estreno absoluto de la Guilda Obscénica, una compañía que nació con la intención de explorar y ofrecer un trabajo multidisciplinar en torno a temas que generan controversia, enfrentándose a ellos desde la libertad y colocando la danza en el centro de sus propuestas.

Cabeza de Vaca (sentada) y Harana en otro momento del espectáculo. Cabeza de Vaca (sentada) y Harana en otro momento del espectáculo.

Cabeza de Vaca (sentada) y Harana en otro momento del espectáculo. / Belén Vargas

Arrancaron con Offlimits, inspirado en la obra literaria El piloto de Hiroshima, que recoge la correspondencia entre el filósofo Günther Anders y el oficial de las fuerzas aéreas norteamericanas Claude Eatherly, que participó en el lanzamiento de la bomba atómica al final de la Segunda Guerra Mundial.

Hoy también a las 22:30 el Teatro Romano de Itálica acogerá la segunda función de Anhelo, el espectáculo para seis bailarines que Marcat Dance estrena en el festival. La compañía de Mario Bermúdez presenta esta propuesta de danza contemporánea inspirada en el deseo y las emociones que provoca en el ser humano, desde el anhelo por conseguir algo hasta la melancolía al mirar atrás una vez andado el camino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios