Crisis de la ROSS

La Sinfónica de Sevilla confirma la huelga para el resto del abono

  • Al no ser atendidas las reivindicaciones de la orquesta, el concierto de este jueves ha sido suspendido, al igual que lo será el de este viernes

Exterior del Teatro de la Maestranza, donde la música no sonará en las fechas previstas para su último programa de abono de la temporada. Exterior del Teatro de la Maestranza, donde la música no sonará en las fechas previstas para su último programa de abono de la temporada.

Exterior del Teatro de la Maestranza, donde la música no sonará en las fechas previstas para su último programa de abono de la temporada. / D. S.

No llegarían a 200 las personas que se han acercado este jueves hasta el Teatro de la Maestranza con la esperanza de poder escuchar el penúltimo programa de abono de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Una vez cumplida la hora del inicio del concierto, el escenario vacío de músicos anunciaba lo que ya era previsible. Con todo, una voz en off ha anunciado que, dado el masivo seguimiento del paro por parte de los músicos, se suspendía el concierto, a la vez que se ha comunicado que se devolverá el precio de las entradas y la parte alícuota de los abonos a partir del lunes 24. Algunas voces se alternaron con aplausos tras la alocución.

Si dejamos al margen la huelga que la ROSS realizó el 25 de octubre de 2002 durante una representación de la ópera Otello, se trata de la primera vez en los últimos 25 años que los músicos recurren a esta medida en sus programas de abono como medida de presión para solventar las diferencias con el Consejo de Administración. En esta ocasión los motivos tienen que ver con la caótica gestión económica por parte de las administraciones (Ayuntamiento y Junta de Andalucía), que ha llevado ya en varias ocasiones a que la orquesta se encuentre en causa de disolución por acumulación de déficit.

Un déficit no imputable a mala gestión, sino a los incumplimientos financieros por parte de la Junta. Además de recuperar unos salarios congelados desde 2009 y de una paga extra de 2012, el Comité de Empresa exige un plan plurianual que ajuste el presupuesto a los gastos reales y que permita solvencia para una programación de mayor calidad. La plantilla pide asimismo que su representante vuelva a ser admitido en el Consejo de Administración y que se cubran las plazas vacantes y que se renegocie el convenio colectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios