Consecuencias de la pandemia

"Terriblemente artificiales": la industria cultural se desespera y carga contra las medidas del Gobierno

  • La Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural emite un duro comunicado en el que denuncia la "huida hacia adelante" del Ministerio

  • Lamenta que las ayudas hasta la fecha sólo han sido "de cara a la galería" y advierten de que el sector está abocado al "cierre por decreto"

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, la semana pasada en el Festival de Cine de Málaga. El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, la semana pasada en el Festival de Cine de Málaga.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, la semana pasada en el Festival de Cine de Málaga. / Marilú Báez

La Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural se ha dejado de "paños calientes" y ha calificado las medidas adoptadas por el Ministerio de Cultura y Deporte para ayudar al sector cultural a paliar los daños de la pandemia de "terriblemente artificiales e irreflexivas". Así lo han manifestado desde esta asociación en un comunicado en el que añaden que estas medidas son también una "huida hacia adelante, una solución de cara a la galería para intentar evidenciar que se está trabajando por el bienestar de la ciudadanía".

Y es que el sector de la cultura que representan afirman que está "completamente consternado ante la cadena de suspensiones, cierres y reducciones de aforo desproporcionadas que se han ido desarrollando a lo largo de las últimas semanas".

En este sentido, dicen, el mundo del cine, la música y las artes escénicas, tras ponerse en marcha al término del estado de alarma, no ha vivido "ni un sólo brote epidemiológico" ya que los promotores de artes escénicas, los recintos o las salas de proyección "han sido capaces de implementar las medidas de seguridad necesarias para convertir dichos espacios en lugares de ocio seguro, asumiendo enormes pérdidas económicas, pero aun así intentando volver a una actividad ruinosa".

Según exponen, tal y como recogió el informe de la Comisión para la Reconstrucción Social, donde se decía textualmente que había que reconocer la Cultura como un "bien de primera necesidad", piden que se "garantice su acceso en la mayor diversidad posible, como reconocer los derechos laborales y la dignidad de quienes trabajan en cultura".

Sin embargo, lamentan, "todo indica" que el sector cultural está abocado "al cierre por decreto": "Los miles de empresas que conforman la cadena de valor de la Industria Cultural penden de un hilo, así como los puestos de trabajo que generan. Miles de empresas que en su mayoría son pequeñas y medianas empresas que producen capital no acumulativo ni especulativo, capital siempre en movimiento y vital que se reinvierte en los proyectos de la nueva temporada".

Por todo ello, exigen "taxativamente" el "respeto" a la Cultura y esperan, pese a que todo parece estar en contra, "poder seguir desarrollando su actividad para seguir alimentando el espíritu y seguir ofreciendo un ocio seguro a esta sociedad, que está siendo tan vapuleada por esta terrible pandemia". "El acceso a la cultura es imprescindible y ha de ser un bien de primera necesidad para una sociedad democrática y libre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios