‘La duda metódica’: diálogos sobre la escena y la vida

Artes escénicas

Rocío Márquez, Carmen Camacho, Violeta Gil o Greta García, entre otros, participan en este ciclo que se celebra en varias ciudades

Manel Loureiro gana el Fernando Lara

La danza vuelve al Cicus

Violeta Hernández, Alberto Cortés, Javier Rivera, Javier Mora y David Montero, en la puerta de Santa Lucía.
Violeta Hernández, Alberto Cortés, Javier Rivera, Javier Mora y David Montero, en la puerta de Santa Lucía. / Lucía Forero

En la elaboración de un espectáculo, un texto o una coreografía sus artífices se asoman de algún modo al abismo: avanzan desde ese barro llamado identidad, intentan descifrar el ruido del mundo. La duda metódica, un nuevo ciclo promovido desde la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, comparte con el público la vulnerabilidad y la búsqueda de los creadores. "Si hay un colectivo que le da vueltas a las cosas, ese colectivo es el de los artistas", apunta Violeta Hernández, directora del Instituto Andaluz de las Artes Escénicas y de la Música sobre estas conversaciones mestizas en las que se cruzarán dramaturgos, cantaoras, poetas, especialistas, pensadores y críticos, y que explorarán en un ambiente distendido las inquietudes y necesidades de estos profesionales. No se trata de plantear un diagnóstico del sector, sino de que los invitados hablen del oficio y la vida. "Queremos escucharlos, no queremos charlas sobre gestión cultural en las que hablen de lo mal que nos va", precisa Hernández, que junto a Javier Rivera, gerente de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, presentó esta nueva propuesta que en el cartel diseñado para primavera y verano implica a cuatro festivales de la comunidad autónoma: Circada, Cádiz en Danza, Sierra de Sones y Vildanza.

Abren y cierran el programa –el 30 de mayo, en el Espacio Santa Lucía de Sevilla; y un mes más tarde el 30 de junio en la Plaza Pilar del Rosario de Torres, en Jaén, dentro del festival Sierra de Sones– Rocío Márquez y Carmen Camacho, dos defensoras de la audacia y la curiosidad a las que las definiciones estrictas de cantaora y poeta no harían justicia. La admiración que se tenían la una a la otra ha dado paso a la amistad después de su alianza en el disco Tercer cielo. "Ellas dos se conocen bien, y le hemos pedido que vayan más allá", desvela Violeta Hernández, "que se suelten, que se cuenten cosas, que se lean, que se canten". El título elegido para el encuentro, Solar, promete la calidez y la luz que proyectan las dos en persona.

Carmen Camacho estará en Sevilla y en Torres (Jaén).
Carmen Camacho estará en Sevilla y en Torres (Jaén). / Juan Carlos Muñoz

Tampoco puede ceñirse a una única etiqueta Greta García: a las facetas de actriz, payasa, bailarina y directora, con agrupaciones como Las Hermanas Gestring, Lanördika o Truca Circus, la sevillana se destapó recientemente, con Solo quería bailar (Tránsito), como una novelista brillante a la que le han llovido los premios: el Ojo Crítico de RNE, el Almudena Grandes de las librerías de Madrid al mejor debut y el del blog Estado Crítico a la mejor novela de 2023. El 5 de junio, en el Espacio Santa Lucía y dentro del Festival Circada, García conversará con María Folguera, otra de las creadoras más estimulantes de la escena actual, una dramaturga que ha reivindicado a Safo, Elena Fortún o Santa Teresa de Jesús y que también ha triunfado en la novela con Hermana. (Placer), editada por Alianza.

La periodista Mercedes L. Caballero, una referencia dentro de la crítica especializada, ha publicado recientemente 10 mujeres que pusieron a bailar el mundo, un trabajo por el que asoman iconos como Isadora Duncan o Pina Bausch, y presentará el volumen el 10 de junio en el ECCO, dentro del festival Cádiz en Danza, acompañada de la gestora cultural María González, fundadora del recordado Mes de Danza y condecorada recientemente como chevalier de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

Unos días más tarde, el 22 de junio, Caballero asistirá al festival Vildanza, en Vilches, junto a la bailarina Catherine Coury, fundadora de la compañía Marcat Dance y de la cita que lleva cada año a los mejores coreógrafos y artistas hasta la localidad jiennense. Para Violeta Hernández, "[Coury y Mario Bermúdez] tienen mucho mérito, porque renunciaron a instalarse en Nueva York y en Madrid y apostaron por trabajar desde Jaén".

Javier Rivera y Violeta Hernández.
Javier Rivera y Violeta Hernández. / Lucía Forero

La duda metódica propiciará también el diálogo de dos creadores afines, Violeta Gil, conocida por sus trabajos en La Tristura, y David Montero, un "inventor y ejecutor escénico" que se ha nutrido de su propia vida para sus espectáculos, que desprenden una honestidad y una emoción genuinas. Gil y Montero, hermanados en su interés en la autoficción, entre otros asuntos, estaban predestinados a encontrarse. "Quien haya leído la novela de ella, Llego con tres heridas (Caballo de Troya), y visto el espectáculo de él, El tiempo del hijo, lo sabe", aseguran desde el ciclo. Han elegido un título ciertamente prometedor para su charla, el 20 de junio en el Espacio Santa Lucía: Una chabola bonita y que se sostenga.

Alberto Cortés y Claudia Faci parten de otra premisa evocadora: han bautizado su diálogo (el 27 de junio en Santa Lucía) Contra el amante. El malagueño, "performer de sus propias derivas", derrocha un singular encanto en piezas como El ardor y One night at the Golden Bar, que ha reunido en el libro Los montes son tuyos. Faci, por su parte, nació en una familia de bailarinas y a lo largo de su carrera, en la que ha colaborado con Chantal Maillard o Pablo Messiez, esta dramaturga y actriz ha investigado otros lenguajes más allá de la danza. "No podemos dar por hecho nada de lo que pensemos que va a pasar entre estos dos creadores cuando se vean contra el amante", anticipan desde La duda metódica.

Lo último