Literatura

La Feria del Libro Antiguo busca atraer a las nuevas generaciones

  • La cita regresa la semana próxima con la filosofía de tender un puente entre el pasado y el futuro

Los organizadores de la Feria, junto al delegado Antonio Muñoz. Los organizadores de la Feria, junto al delegado Antonio Muñoz.

Los organizadores de la Feria, junto al delegado Antonio Muñoz. / José Ángel García

Pese a que celebra este año su edición número 41, la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión quiere dejar atrás viejas inercias, atraer a nuevos públicos y ampliar su radio de acción más allá de su sede habitual, la Plaza Nueva. La cita abrirá sus puertas desde el 16 de este mes hasta el 9 de diciembre, pero, antes, el jueves próximo, Fernando Iwasaki pronunciará un pregón que se define como "futurista" y que llevará por título El diccionario de mi padre. El autor de Ajuar funerario o Neguijón reconoce su fascinación por los puestos de la madrileña Cuesta de Moyano o por las librerías de viejo que se encontró en Sevilla a su llegada a España, pero "el único sevillano de apellido japonés que ha nacido en Lima", como se define con humor, "ha decidido romper con lo que se espera de él" y eludirá la añoranza, adelantan desde la feria.

En su empeño por renovarse, el encuentro "extiende otros tentáculos más allá del centro de la ciudad", como apunta el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y programa también un minipregón el 30 de noviembre en el Monasterio de San Jerónimo. La iniciativa recluta a un grupo de alumnos de 5º de Primaria del CEPR Buena Vista, que llevan días en contacto con el mundo del libro antiguo y trabajan en equipo sus impresiones sobre la lectura, la creación de textos y el legado que suponen los viejos volúmenes. "Tradicionalmente, la Feria del Libro Antiguo de Sevilla ha sido un lugar en el que los padres mostraban a sus hijos, con más nostalgia que convencimiento, lo que ellos leían cuando eran pequeños pero para edades más tempranas no se ha entendido este evento como un espacio natural de relación con los libros y la literatura", destacan desde la cita.

En su costumbre de recuperar una obra del pasado, la Feria reeditará Fruslerías históricas sevillanas, una aproximación al pensamiento del periodista Manuel Gómez Imaz (La Habana, 1884 – Sevilla, 1922) a través de una serie de artículos publicados entre 1912 y 1918. Gómez Imaz, propietario de un singular museo de armas y de objetos raros, fue uno de los más destacados expertos en la Guerra de la Independencia, tal como resalta el catedrático Manuel Moreno Alonso en el prólogo de esta publicación.

Escolares defenderán el valor del libro antiguo en un ‘minipregón’ en San Jerónimo

El jerezano Juan Bonilla se ha implicado en otra de las ediciones vinculadas a la feria, La calle de los libros, un volumen que reúne las imágenes de 18 fotógrafos que han deambulado por las librerías y mercadillos de ciudades como Calcuta, Estambul, Nápoles o Madrid, y que se van intercalando con los poemas de 21 escritores dedicados a bibliotecas o librerías de viejo.

La feria, cuya programación fue presentada por la directora Milagrosa Díaz y el responsable de programación cultural Daniel Cruz, promueve asimismo una ruta que llevará a los interesados por las imprentas manuales sevillanas. Entre otros enclaves se visitará la calle Pajaritos, donde el alemán Jacobo Cromberger instalaría su taller e inauguraría así una dinastía de impresores, un oficio que abundaría en la ciudad gracias al descubrimiento de América y la apertura de la Casa de la Contratación. "De este taller", se lee en una placa conmemorativa, "salió su operario Juan Pablos que en 1539 estableció en Méjico la primera imprenta que hubo en América". La inscripción a esta actividad puede hacerse, de manera gratuita, en el teléfono 688910269 o en el correo electrónico info@palaciosyconventosdesevilla.com, "facilitando su nombre y apellidos, número de personas interesadas y teléfono de contacto", detallan desde el encuentro.

Fernando Iwasaki, Andrés Trapiello, Sara Mesa o Benítez Reyes participan en la feria

Asimismo, con el propósito de "promover la cercanía y el disfrute de las principales vertientes de la bibliofilia, unida en esta ocasión al viaje y las ciudades, bien desde la aventura de la educación sentimental o desde el descubrimiento literario o documental", la Casa de los Poetas y las Letras coordina en el Círculo Mercantil el coloquio De libros antiguos y ciudades de ocasión (y viceversa). Así, los días 27 y 28 de noviembre habrá una mesa redonda en la que intervendrán Nuria Azancot, redactora jefe de El Cultural, y los escritores Felipe Benítez Reyes y Sara Mesa, moderados por el escritor Andrés González-Barba; y una conferencia con la que el narrador y bibliófilo Andrés Trapiello regresará a la feria, en cuya edición de 2010 fue pregonero.

Más allá de todas estas actividades, con las que el encuentro quiere ser "transmisor de un patrimonio" y "ofrecer a la ciudadanía una conexión entre pasado y futuro", la feria brindará al público en sus 24 expositores una amplia selección de libros antiguos, manuscritos originales, grabados, ediciones raras, descatalogadas y ejemplares a precios económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios