Jueves Flamencos de Cajasol

Los Jueves de Cajasol recuperan liderazgo con un cartel que reúne lo mejor del flamenco

  • Artistas como Rocío Molina, Arcángel, Andrés Marín o Pastora Galván protagonizan esta temporada junto a figuras como Aurora Vargas y Pansequito o Pepa Montes y Ricardo Miño y jóvenes valores como María Terremoto o Anabel Valencia

El presidente de Cajasol y el coordinador del ciclo, junto a algunos de los protagonistas de la temporada. El presidente de Cajasol y el coordinador del ciclo, junto a algunos de los protagonistas de la temporada.

El presidente de Cajasol y el coordinador del ciclo, junto a algunos de los protagonistas de la temporada. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Tras unas temporadas de cierta decadencia, en la que el ciclo se vio afectado por el cambio de sede y las obras de acondicionamiento de la actual Sala Chicarreros y un presupuesto más reducido que obligó a reducir el programa, los Jueves Flamencos de Cajasol recuperan este 2019 su liderazgo con un cartel de diez espectáculos (al que le seguirán otros diez tras el verano) que reúne a medio centenar de artistas de todas las generaciones, disciplinas y corrientes estilísticas que abarca lo jondo. Posicionándose de esta forma como "el ciclo flamenco con programación fija de referencia en la ciudad, que es lo mismo que decir en el mundo", destacó su coordinador y alma mater, Manuel Herrera.

Así, desde el próximo jueves 21 de febrero, los aficionados podrán disfrutar de las propuestas de algunos de los principales nombres del flamenco actual que, además, siguiendo la filosofía marcada por Herrera desde los inicios, representan por igual el presente y el futuro de este arte, así como su concepción más clásica y la más vanguardista.

En este sentido, la veteranía del guitarrista Ricardo Miño y la bailaora Pepa Montes (27 de febrero), desde cuyos brazos -que dan título a la propuesta- se definen la escuela sevillana del baile, y de Pansequito y Aurora Vargas (28 de marzo), dos de las voces que mejor relatan la historia reciente del cante, convivirán con nuevos y prometedores valores como Anabel Valencia y Manuel de la Tomasa (7 de marzo) y María Terremoto y Samuel Serrano (5 de junio). Cuatro artistas poderosos y personales de Lebrija, Sevilla, Jerez y Chiclana de la Frontera (Cádiz) que, a pesar de su juventud, han logrado ganarse el respaldo de crítica y público y convertirse en las esperanza de los amantes del cante ortodoxo.

A ellos se les suman, asimismo, figuras claves del baile contemporáneo como Andrés Marín (11 de abril) y Rocío Molina, que cierra el 19 de junio en la que será la primera reaparición en los escenarios sevillanos después de su paso por la Bienal de Sevilla y de dar a luz. O, en el terreno más tradicional, tres grandes como Pastora Galván (16 de mayo), en cuyo baile se funde lo pasional de su sevillanía con lo conceptual que ha bebido de su hermano Israel Galván; la granadina Fuensanta la Moneta (30 de mayo), exponente claro del baile selvático de las cuevas del Sacromonte y Rafael Campallo, un bailaor que, en palabras del coordinador del ciclo, "merece un sitio más destacado Sevilla", ciudad cuya escuela defiende con pies, manos y caderas. "Para mí será un día muy especial para demostrar, después de tanto tiempo luchando, mi estilo y lo que soy", ha manifestado el artista que estrenará Sin Renuncia el 13 de marzo.

Representando el cante de hoy estará, por su parte, Arcángel, que abre la cita con Tablao, el proyecto con el que el onubense perseguía dar a estos espacios "el sitio que se merecen en el jondo" y que estrenó hace tres años en el patio de Cajasol, aunque no frente al público fiel del ciclo como hará esta vez. De hecho, el cantaor, ha resaltado que "lo que tienen los Jueves Flamencos de especial es Sevilla, una ciudad a la que le deberé eternamente el respeto y el cariño que me ha mostrado siempre".

En esta línea, Andrés Marín, que vuelve a la cita tras años de ausencia y después de alcanzar éxitos internacionales con montajes como su reciente D.Quixote, ha definido como "exquisito" el cartel de la edición y ha querido resaltar el ambiente íntimo y la complicidad que se crea en este escenario, para el que creará un espectáculo ad hoc titulado Bacterias. Algo que, por cierto, han compartido todos los presentes, quienes coincidieron en manifestar la "ilusión" y la "inquietud" por pisar unas tablas "con tanto arraigo".

Es cierto que, como ha reconocido Herrera, se puede percibir una carencia en la guitarra de concierto, algo que ha justificado en el hecho de que la Fundación Cajasol ya tiene programados estos meses los recitales de Santiago Lara y Manolo Franco fuera de este cartel. No obstante, entre el elenco que acompañará a las figuras este semestre se encuentran, entre otros, los guitarristas Dani de Morón, Salvador Gutiérrez o Diego del Morao.

En definitiva, como ha querido apuntar el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, lo que se persigue es "ofrecer un programa original y de calidad que sirva de escaparate del flamenco", para lo que ha prometido "reservar los jueves con antelación" y evitar, como sucederá en cuatro ocasiones en esta temporada, tener que adelantar al miércoles algunas fechas por cuestión de agenda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios