Concierto de Alejandro Sanz en Sevilla

Una legión de fans espera en cola para acceder al interior del Benito Villamarín

  • Familias enteras se reúnen en el estadio del Betis para entregarse a la pasión colectiva de ver a Alejandro Sanz en el primer concierto de la gira española, a punto de empezar

Fans de Alejandro Sanz, en la inmediaciones del Benito Villamarín, lugar del concierto del cantante. Fans de Alejandro Sanz, en la inmediaciones del Benito Villamarín, lugar del concierto del cantante.

Fans de Alejandro Sanz, en la inmediaciones del Benito Villamarín, lugar del concierto del cantante. / Juan Carlos Vázquez

Ni el sol abrasador y las altas temperaturas pueden con la legión de fans que esperan ansiosas el concierto de su ídolo, Alejandro Sanz. Hoy, 1 de junio, es un día especial que lleva señalado en rojo en el calendario desde hace tiempo para aquellas que dejan todo cuando Alejandro, porque no es necesario el apellido, canta. No hay comuniones, bautizos o bodas. Ese día es solo y exclusivamente para él. Todo queda completamente anulado.

Las colas se van llenando con los más rezagados y aprovechando los últimos momentos para hacer los últimos relevos antes de que el concierto de comienzo. Si algo caracteriza a este cantante es que consigue reunir a familias enteras, padres, madres, hijos, tíos y primos aunque sin duda el público es mayormente femenino. No hay edad cuando se trata de su música; la media está entre los 20 y los 60 años.

Sombrillas, sillas, neveras y agua, mucha agua, son algunos de los artilugios que decoran el Benito Villamarín, para poder mitigar de la mejor manera posible el calor más propio del mes de julio que de junio.

Las primeras fans llevan haciendo cola desde el domingo pasado, son de diferentes clubs de fans, y no les falta ni un perejil, la experiencia es lo que tiene. Sillas, neveras y mucha paciencia para aguantar las horas muertas. Se han hecho amigas después de muchos años y conciertos juntas, se ayudan y guardan turnos las unas a las otras. La mayoría trabajan y hacen turnos para mantener su sitio en la fila, después de los 200 euros que cuesta la entrada, como para perder el hueco.

El elevado precio de estar cerca del artista hace que muchas fans tengan que hacer turnos dobles, adelantar pagas extras o fraccionarlo. Pero no hay nada que ellas no estén dispuestas a hacer por ver a su ídolo de cerca, tanto es así que de ir a muchos conciertos, algunas tienen "trato directo" con el cantante.

Es tanta la pasión que levanta entre sus seguidoras que son muchas las que ahorran o se cogen vacaciones para poder hacer la gira completa con él. Es el caso de Vanesa Beltrán, de Castellón, que no se perderá ninguno de los cinco conciertos del tour. Ella es fan desde pequeña y su adoración por el cantante la ha llevado incluso a cruzar el charco para ir a Miami a saludarlo, se le dibuja una sonrisa en la cara cuando se le pregunta por cómo es: "Es tal cual lo ves, muy sencillo y cariñoso".

Queda claro que las seguidoras de Alejandro Sanz son leales y están dispuestas a hacer sacrificios para poder verle de cerca. Una ha dejado a un bebé de nueve meses con el padre para hacer cola, mientras que otra le dice a la jefa que le ponga el turno de noche para poder estar de sol a sol en la fila.

Como ellas dicen "una vez que lo has probado siempre quieres más, porque te enamoras" y eso esperan que eta noche Alejandro, el suyo, las deleite y les cure el corazón partío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios