Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Toyo Ito. Premio Pritzker

"Me sentiré más valiente de ahora en adelante al afrontar mi obra"

  • La arquitectura "atemporal y optimista" del sexto japonés que logra el Pritzker se ha redefinido tras su labor en las zonas azotadas por el 'tsunami'.

Ha diseñado estadios, rascacielos y edificios emblemáticos, pero ahora la mayor ilusión del japonés Toyo Ito es construir viviendas "que simplemente cubran las necesidades de la gente", según reveló ayer en esta entrevista, una de las primeras que concedió tras ganar el domingo el Pritzker. Ito reconoció que tras el tsunami de Japón de 2011 volvió a "cuestionar" su obra, sobre todo desde su implicación en proyectos en las zonas devastadas, algo que ha sido resaltado por el jurado del prestigioso premio y que le hace una ilusión especial a este autor de edificios de aspecto ingrávido inspirados en la naturaleza y perfectamente fusionados con el entorno.

"Tras haber trabajado y convivido con la gente de las zonas afectadas por el desastre en proyectos como Hogar para todos quiero apostar por la construcción de casas que se inspiren en el estilo de vida de las personas que van a residir en ellas", explicó en su estudio del barrio tokiota de Omotesando. A sus 71 años, que no aparenta, se muestra feliz aunque humilde ante la avalancha de felicitaciones recibidas pocas horas después de que se anunciara que era el ganador del premio considerado como el Nobel de la arquitectura. "Me ha llegado de manera inesperada, no he trabajado nunca en Estados Unidos, ha sido una sorpresa y estoy muy emocionado. Creo que este premio me dará ánimos y me sentiré más valiente al afrontar mi arquitectura de ahora en adelante", apuntó este amante de la obra del español Antonio Gaudí que ya había sido distinguido con el León de Oro de la Bienal de Venecia de 2002.

Y es que Ito cree que este tipo de galardones ayudan a ser más libre a la hora de crear y que impulsará su trabajo en Asia, donde se aprecia mucho el Pritzker y donde, comentó entre risas, siempre le preguntaban si no lo había recibido ya. El jurado destacó desde Los Angeles, además de su vertiente de responsabilidad pública, su carácter innovador y su búsqueda constante de nuevos caminos en una obra "atemporal, optimista y alegre". "Siempre he tratado de no tener estilo para no tener que concentrarme en mejorarlo. Mi objetivo ha sido producir algo nuevo según el lugar y el equipo con el que trabajaba. Esa novedad constante es lo que mejor define mis ideas", señaló Ito, vestido con un impecable traje azul marino y unas gafas de pasta blanca.

Toyo Ito es responsable de obras tan diferentes como la Torre de los Vientos (1986) en Yokohoma, la biblioteca de la Universidad de Bellas Artes de Tama (2007) o las Torres Porta Fira de Barcelona (2004). De todos sus edificios diseñados a lo largo de 40 años, no dudó en señalar la espectacular Mediateca de paredes transparentes y estructura de acero de Sendai como su favorito: "Es algo que me ha marcado, ha sido una época".

Convertido en el sexto arquitecto nipón en ser reconocido con el galardón estadounidense -los últimos, en 2010, fueron su discípula Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, ambos responsables del estudio Sanaa- ,Toyo Ito se mostró escéptico a la hora de hablar de una arquitectura claramente japonesa, pero reconoció que su estilo y los espacios que crea pueden estar muy influenciados por el idioma que habla, algo que los hace reconocibles fuera de Japón. "El inglés es un idioma mucho más claro, y por eso creo que los arquitectos anglosajones intentan marcar la frontera o el límite de cada espacio. Mientras que en Japón se trata de ser poco concreto, una ambigüedad que influye desde luego en mi arquitectura", apuntó.

A pesar de su proyección internacional y sus trabajos alrededor del mundo, la obra de Ito está muy ligada a la capital nipona, donde se mudó en su adolescencia y que acoge algunos de sus edificios más reconocibles como la casa White U o la tienda de Tods. Sin embargo, admitió que cada vez le interesa más trabajar en zonas rurales de Japón, ya que Tokio ha perdido la energía que tenía. "Las grandes ciudades de cualquier país necesitan la energía para superar el pasado y avanzar, y lamentablemente el Tokio de hoy carece de esa energía. Por eso ahora me apetece trabajar fuera de la gran urbe, en zonas más periféricas", recalcó. Nacido el 1 de junio de 1941 en la Seúl ocupada por Japón, en un mundo inestable y violento marcado por la II Guerra Mundial, Ito apostó por un concepto urbanístico dotado de elementos naturales y pragmáticos, donde el cristal o la madera se maridan con el hormigón y el acero para crear espacios diáfanos de serena amplitud.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios