Algunos criticaron al alcalde Espadas por alargar la Feria y dejarla como la de Jerez, que empieza hoy. Y es verdad que en Sevilla gusta mucho una feria, pero eso no significa que la gente se pase la vida de juerga. Aquí hay ferias de todo tipo. Este fin de semana, hoy mismo, las tenemos en plan más intelectual: una de Ciencias y otra de Letras. La Feria de la Ciencia en el Palacio de Congresos de Fibes. La Feria del Libro, con sus casetas, en la Plaza Nueva. Y sin paseo de caballos, ni sevillanas, pero con señorío. Es cierto que todavía no se publican fotos del marqués del Atún y la condesa del Betún, cuando llegan a la Feria del Libro para disfrutar de un recital poético como si fuera una faena de El Juli.

Entre las Ciencias y las Letras hay diferencias. En Sevilla, quieras o no, hay más afición artística. Así resulta que la Feria de las Ciencias dura tres días. Mientras que la Feria del Libro empieza un jueves y termina el domingo de la semana siguiente. Dura más que en Jerez y en Los Remedios.

Las Ciencias ya van por 16 ediciones. A la inauguración del jueves fue Susana Díaz (sin vestir de flamenca, por supuesto), que se mostró encantada por lo que aporta para que Andalucía progrese. Esta feria se ha dividido en cuatro áreas: Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, especialmente orientadas hacia los estudiantes. Esperan 24.000 visitas, que es la quinta parte de los que viajaron en Metro el martes de Feria. Lo apunto como dato estadístico curioso. Pero la verdad es que hay que elogiar esta Feria científica.

La Feria del Libro de este año está especialmente orientada hacia el feminismo, según dicen. La abrió Almudena Grandes, aunque no fue exactamente un pregón, ya que ella no se reconocería en el rol de pregonera a lo Buzón. Dijo, entre otras cosas, que hasta Rosalía de Castro y Carolina Coronado las mujeres escribían "desde el punto de vista de sus compañeros hombres". Almudena se hizo famosa con Las edades de Lulú, una novela de 1989, que no sé si hoy sería considerada feminista. Bigas Luna le hizo una película, cargando las tintas. Ahora Almudena quizá sea la mejor escritora española, o la que más vende, y va más allá de los clichés oportunistas.

Estas ferias de mayo también tienen sus públicos, entre los que hay sevillanos y sevillanas que jamás aparecen en las fotos de las casetas de abril. Pero no hay que establecer diferencias bordes. Todo eso forma parte de una misma afición: las ferias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios