La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Cambios en los usos del día después

Pregunta a socaire de uno de esos veladores que tomaron carácter de salvavidas donde aferrarse en este tiempo de pandemia y crujir de dientes. Se trata de imaginar cómo serán los usos y las costumbres cuando despertemos de esta pesadilla que cumple un año. Un año ya del giro copernicano que tomaron nuestras vidas y sin visos de que la sucesión de cepas víricas vaya a terminar. Tiempo más que suficiente como para que nuestro modus vivendi se haya habituado al cambio. Un cambio tan radical que posiblemente se hayan puestos las bases para una nueva forma de vida que se asemeje a lo que se estila de siempre en la vieja Europa. Lo que extrañaba de aquellos guiris que engullían paella a las seis de la tarde y con esto de los comederos con horarios tan restringidos quizás cuando todo acabe sigamos con esta programación adelantada y es que todo cae encima, todo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios