El PP de Sevilla se parece cada vez más a una comedia de enredo en la que los personajes entran y salen continuamente y cualquier situación disparatada es posible. Beltrán Pérez ha tenido que aplazar sus planes de incorporarse a un puesto de gerente en una asociación empresarial porque en una pelea más el aparato provincial del partido y la estructura regional que controla la Junta de Andalucía son incapaces en ponerse de acuerdo para sustituir al portavoz municipal. En el PP cada decisión que se intenta adoptar abre una nueva crisis y ya son incontables.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios