La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Elogio del verano en Barrameda

Bajada del telón y a otra cosa, mariposa. Un año más carpetazo a esa maravilla de los caballos galopando por la playa de Sanlúcar. Hay que ver un pueblo como Sanlúcar y que no tenga una playa acorde, dicen. Afortunadamente, amigo, ¿se imagina que Sanlúcar tuviese una playa como la de Bolonia? A ver dónde un hueco en el que posar la toalla y clavar la sombrilla. La Naturaleza es sabia y así como en Bolonia pone el levante huracanado, en Sanlúcar acarrea algas y limo del Río Grande. La vida es así, tiene sus propios resortes defensivos para guardar el equilibrio. Bueno, pues en esa Sanlúcar de Barrameda, calificada de forma cursi como novia del río y del mar, se clausuró el pasado viernes el turf playero. Un año más, un año menos, los caballos galopando desde Bajo de Guía a Las Piletas con un casi irreal fondo de ocaso único, todo acaba y a esperar un año si Dios quiere.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios