La aldaba

Carlos Navarro Antolín

cnavarro@diariodesevilla.es

¡Espabile, presidente, espabile!

Su partido, señor Moreno, no es contra Casado, sino con los andaluces. No pierda energías en congresitos locales

El congreso del PP de Málaga queda al final marcado por el privilegio, eso que casa tan mal con la política. Uf. Sí, el privilegio que Elías Bendodo intenta obtener no sólo para sí, sino para su secretaria general, Patricia Navarro. ¿Pero no eran Moreno y su equipo los que promovieron en su día una enmienda a la ponencia de los estatutos para que se impidiera compaginar cargos orgánicos con institucionales? Pues ahí tienen al tándem malagueño de mi dilecto Elías, el más listo de San Telmo, y de su secretaria general, que no es familiar mía, tratando de mantenerse en el doble machito. Cuidado, Moreno, cuidado que por Málaga puede venir la primera herida... Sí, mi Elías ha ganado con un 98% en su tierra. Debe ser porque eso lo vigila él mismo de cerca, casi como la RTVA, y no ha dejado que meta las manos en su plaza la secretaria general, doña Dolores López. Es lo que hay que hacer cuando se gobierna: cohesionar el partido, cultivar los contactos, tener a la tropa contenta. No como ocurre en Sevilla y otras plazas, hechas unos zorros. Espabile, presidente, espabile, porque no queda tanto tiempo. No todo consiste en que no haya peleas en el Gobierno de coalición y que se lleven como una maripandi. Los de Ciudadanos siguen como catetos que llegan por primera vez a la Puerta del Sol, extasiados con las esculturas de San Telmo como si fueran el anuncio de Tío Pepe. ¿Gobernar? ¿Eso qué es? Mucho postureo, mucho rollo y escasa manteca al bollo. Un día dicen que se integran con el PP en la lista, otra que con el PSOE. Caben en un taxi y se pegan más empujones que cinco viejas en un banco de cuatro plazas. Espabile, presidente, espabile. Sobre todo si quiere ser barón del PP con derecho a sucesión en Génova... o en la próxima sede. En cuantito las encuestas confirmen el subidón de Vox en las andaluzas, la campaña del PSOE está hecha, como aquella del dóberman de los años noventa. ¡Que viene la extrema derecha! Y entonces, presidente, le aseguro que no se quedarán 400.000 votantes del PSOE en casa. Máxime si la señora Olona es la candidata. Espabile y no se entretenga en congresos provinciales de donde no va a sacar nada bueno. Amarre Andalucía, sáquenos medianamente bien de la pandemia y entonces, con el trabajo bien hecho, podrá aspirar a todo. Uno tiene el defecto de creer que trabajando se consiguen las cosas. Si usted, presidente, no consolida San Telmo en las siguientes elecciones, de poco habrán servido el cambio, el escudo y ventear la herencia socialista. Su partido no es contra Casado, es con los andaluces. No se pierda con congresitos locales. Es usted el presidente. Eleve la mirada. Andalucía es muy grande. Son ocho provincias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios