Visto y Oído

Antonio / Sempere

Iris

LA Academia de la Televisión está de enhorabuena. Los Premios Iris serán emitidos en La 1, que a pesar de no ser la cadena más vista, los hará más visibles. Todavía falta mucho recorrido para que TVE los impulse y se implique con ellos como lo hace con la Gala de los Goya (con una campaña modélica que se inicia un mes antes). Pero se ha dado un paso de gigante al rescatarlos de La 2.

Y aquí no podemos más que detenernos un instante a comentar el desaguisado de los Premios Max. Un 0,9% de audiencia. Invisibilidad casi total fuera de los ámbitos estrictamente teatrales. Una gala aburrida e inaudita que nos dio la impresión fue dirigida por Mariano de Paco sin que nadie de la organización supervisase lo acontecido.

Volvamos a los Iris. Pueden convertirse, qué duda cabe, en los grandes galardones de la Televisión. Algo que por el momento no se ha conseguido. En el Festival de Vitoria votan los críticos, y el equipo de Joseba Fiestras sí ha conseguido una repercusión mediática considerable. En la veterana revista 'TP' votan los lectores, y sus premios lograron el cariño y el respeto de toda la profesión.

A la Academia de Televisión le está costando que sus premios cuajen. No es cuestión de hacer leña del árbol caído y recordar galas pasadas, mal realizadas, peor emitidas. El salto al prime time de La 1 de TVE puede marcar un punto de inflexión. Faltaría, eso sí, que para el año que viene asuma estos premios como propios, integre sus nominaciones en sus informativos, caliente motores con programas dedicados a los homenajeados. Nunca es tarde si la dicha es buena. Y esta fiesta televisiva está llamada a crecer. No le queda otra.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios