En tránsito

Mascarillas polarizadas

Hay mascarillas con la ikurriña (a 5 euros), y también las hay con la 'estelada' (a 8,38 euros)

En un país tan polarizado como el nuestro, no podían faltar las mascarillas que definen la postura ideológica del portador. En la calle se ven muchas mascarillas con la bandera de España, pero las hay para todos los gustos. Hay mascarillas con la ikurriña vasca (a 5 euros), y también las hay con la estelada independentista catalana (a 8,38 euros). El mercado no olvida a nadie. Si alguien quiere una estelada combinada con la bandera gay, la puede comprar también a 8,38 euros. En cuanto a las mascarillas con la bandera andaluza, las he encontrado de dos tipos: de teflón acrílico con exterior impermeable (a 14,95 euros) o bien de doble capa y con filtro, a 7 euros. Y si alguien se pregunta si hay mascarillas con la bandera de la Rioja -esa clase de pregunta que sólo se le puede ocurrir a un cyborg existencialista-, la respuesta es sí: sirven para diez lavados y cuestan 8,90 euros. Para paladares más inclinados a los sabores fuertes, hay mascarillas con la hoz y el martillo que se venden a un precio obscenamente capitalista (10,12 euros). Y los partidarios de la II República pueden comprar también sus mascarillas con la bandera tricolor, sólo que éstas salen un poco más caras: a 11,18 euros. Nadie dijo que ser rebelde fuera barato, camaradas.

Como es natural, la oferta también es muy variada en el otro lado del espectro ideológico. Si alguien quiere mascarillas con la bandera de España y la insignia de la Legión -con costura frontal ergonómica y dos capas de tejido poliéster- le costarán 8,75 euros. Las hay también, al mismo precio, con la cruz de Borgoña. Las mascarillas sencillitas, con la bandera de España, se venden también a 8,75 euros, aunque éstas tienen acabados repelentes al agua y antibacterianos (no vaya a ser que el portador se cruce con un peligroso bolchevique que le contagie el Covid y las ideas de Lenin en una sola tacada). La mascarilla con el águila de San Juan (el símbolo franquista), con filtro de tres capas, se vende al módico precio de 5 euros.

¿Por qué se me ha ocurrido perder el tiempo averiguando estas cosas? Pues por la sencilla razón de que el otro día, en Twitter, un tipo proclamaba que estaba muy frustrado porque no había podido encontrar mascarillas con la bandera de Ibiza. Este el país en el que vivimos, amigos. No se hagan muchas ilusiones para el año que empieza dentro de nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios