La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Parecía como Budapest a medianoche

Llovía y, a pesar de la bendición que supone la llegada del líquido elemento, la sensación de tristeza y de día después se acentuaba. Era mañanita de sábado, nuevamente comparecía la lluvia, más bien llovizna, a la cita con el otoño y la desolación que se palpa en estos tiempos de pandemia y crujir de dientes parecía multiplicarse. Todo tras el tremendo impacto recibido la noche anterior cuando con la parienta decidimos coger ese tranvía que te lleva camino de ninguna parte. Para paliar el tedio de cero bares, nos dijimos vamos a darnos una vueltecita en el llamado metrocentro, que ni es metro ni arregla la movilidad por el enorme centro de la ciudad. Y cuando el artefacto enfila San Fernando parece que estamos en Budapest o Sofía a medianoche. Todo es oscuridad y ni un alma por una arteria que explota de vida cuando la normalidad es normal y no como es ésta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios