Premiados con El Niño

¿Qué dirán las derechas si el Gordo del Niño toca hoy íntegramente en Cataluña, Euskadi o Teruel?

Al programar la investidura en estas fechas esotéricas de enero, coincidiendo con la llegada de los Reyes Magos (y con Frankenstein disfrazado de Baltasar), el candidato Pedro Sánchez ha arriesgado mucho. Tanto que le ha salido una proetarra de Bildu, Mertxe Aizpurua, como estrella de la ilusión. Pero hoy es la tregua, hoy es el día de la Pascua Militar, en el que los reyes llegados de Oriente nos pondrán los regalitos, si hemos sido rbuenos; o el carbón, que está muy mal visto por los ecologistas climáticos (excepto los asturianos), si hemos sido malos. Y hay algo más: el sorteo de la Lotería del Niño. Hoy están en juego un montón de millones. Mañana también.

¿Qué dirán las derechas si el Gordo del Niño toca hoy íntegramente en Cataluña, Euskadi o Teruel? Imaginen que lo hubieran comprado en una sede de ERC y le hubieran regalado algunos decimitos a Oriol Junqueras en la cárcel. Imaginen que toca el premio en una herriko taberna de Guipuchi, por donde casualmente paraba algunas veces el compañero de viaje Arnaldo Otegi, en los días del pim, pam, pum. Pues también oirán ustedes perrerías si todas las series premiadas han sido vendidas en Teruel. Ya lo creo que existe Teruel, y su voto de oro se vende bien. Teruel Existe ha sido un gran invento para el PSOE, véanse las cuentas, y sólo nos faltaría que toque el gordo en la plaza del Torico.

Claro que hay algo más curioso que todo lo anterior. Y no me refiero a que toque en Santoña, una vez que Revilla se ha ido con las anchoas a otra parte. Puede ocurrir que todo el premio se lo quede Hacienda, porque no hayan vendido ese número, o al menos les hayan devuelto la mayor parte de sus series. Ya ocurrió en una ocasión. Este año van a repartir unos 700 millones en premios, de los que el fisco ingresará algo menos de 20 millones. Pero ahí no se incluyen las series no vendidas, si las hubiere, que ya se verá. Sería muy bueno para los nuevos ministerios inventados.

En Navidad se vio algo raro. Se vio a un empleado jugando con una bolita, poco antes de que saliera el Gordo. Tan raro resultó que un vecino de Albacete ha presentado una denuncia en la Audiencia Nacional. A resultas de la cual, el juez Santiago Pedraz ha pedido un informe a la Fiscalía para decidir si abre diligencias. Es decir, han judicializado el Gordo de Navidad.

A Pedro ya le ha tocado seguro el premio Gordo del Niño, que lo tiene atado y bien atado, aunque sea porque Teruel también existe, y porque Oriol Junqueras y Arnaldo Otegi le han comprado muchas papeletas. Como dicen los pobres, lo importante no es el dinero, sino que tengamos salud.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios