La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

De cómo se ama lo que bien se quiere

Lleva el toreo en la sangre y a Triana en sus entrañas. Desde el puente al Tardón, desde la Cava de los Gitanos a la de los Civiles, los cuatro puntos cardinales de un territorio sagrado para un hombre que cree que si no existiera Triana habría que crearla. Y Ángel Vela, nuestro hombre, ha parido una obra que bien podría ser considerada como el Cossío de Triana. 100 toreros de Triana salió a la calle en vísperas de ese Corpus Chico que llena de aromas de campo y pueblo el arrabal y guarda, y dice el autor que son cuatro los motivos para que tantos trianeros hayan vestido de luces. Son la proximidad de Tablada, la bella perspectiva de la Maestranza desde Betis, salir de la miseria y la aparición en los ruedos de una especie de Mesías como fue Antonio Montes. Y a partir de ahí, trianeros en aluvión para el engrandecimiento de una fiesta que Ángel Vela lleva en los tuétanos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios