La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

A cencerros tapados, pero pervive Sicab

Antes de que se levantase el faraónico auditorio, Fibes contaba con dos muestras que eran las estrellas de su programación anual. Una era la Feria del Toro y la otra Sicab, dos exposiciones que concitaban una muy buena concurrencia de gente que iba a negociar, los menos, y otros, los más, a disfrutar de unas tertulias la mar de agradables. A la primera se la llevó por delante la crisis anterior, sí hombre, aquella de los brotes verdes que nunca llegaron a florecer. Fue el primer puyazo a la Fiesta, pues allí se mantenía muy viva su llama. Sí ha sobrevivido Sicab, que arranca hoy donde siempre, pero a cencerros tapados; sin concursos de doma vaquera y otras actividades camperas, ni de amazonas y sin un solo espectáculo. Es una pena, pero, afortunadamente, el negocio del caballo estará vigente y aunque muy a media luz, menos da una piedra, una piedra más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios