Con efecto

javier Mérida

Con efecto: El Betis dio mucha más pena que Adrián

DIO la impresión de que había alquilado la sala de prensa como esas parejas que decidían celebrar su boda en los intestinos de Gol Norte. La despedida de Adrián dio pena, pero no por las sinceras y emotivas lágrimas del guardameta sevillano. Lo que dio grima es verlo solo, sin ningún consejero ni alto cargo arropándolo en su adiós tras 16 años en el club, desde que, siendo un crío, arrumbase sus primeros guantes junto a una de las porterías del colegio Altair.

No se trata de exigir una despedida como la del gran Palop, tan merecida, en la acera de enfrente, pero dejarlo con el único auxilio de tres periodistas de la casa con un micrófono en la mano...

Porque la convocatoria la realizó el club, no el futbolista, al que, en vista del percal, mejor le habría ido en el hotel de al lado. Ítem más: Adrián pertenece al Betis hasta el 30 de junio; es decir, que si mañana, por ejemplo, fuese llamado de urgencia por Del Bosque defendería a España como verdiblanco (que nadie se extrañe: en su día el seleccionador preguntó por él). Y es que, despedida al margen, el Betis ha dejado escapar a un buen portero. Con la mácula de los dos derbis, Adrián ha superado la reválida de aguantar la portería heliopolitana casi una temporada completa en Primera, algo que no ocurría desde los tiempos de Prats.

El club racaneó con el dinero. No se dignó a subirle la ficha tramposa de esta temporada (por debajo de los límites que marca la LFP) y nunca acabó de fiarse. No vio qué tenía ante sí. Y, algo imperdonable, llegó tarde. Cuando quiso renovarlo, sin creer aún del todo en él, Adrián exigió. Su caché había subido, ya no era un ninguno. Tenía ofertas de España y, una, la aceptada, que le solucionaba la vida.

Adrián sí es Heliópolis y lo demostró con un hilo dorado de lágrimas tejidas en verde y blanco. Justo las que no han mamado quienes habitan los despachos y la ciudad deportiva y que ayer lo dejaron más solo que la una. Y pensar que Mel hace unos veranos presentaba futbolistas en esa sala...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios