Crónica Personal

La filtración

Habría que preguntarse por qué intenta el Gobierno abortar el regreso de don Juan Carlos

Alguien, o alguienes, maniobran para que el rey Juan Carlos no regrese a España. Lo empujaron a marcharse -el rey de una Monarquía parlamentaria está obligado a cumplir las instrucciones de su Gobierno- y tuvo que tragar que le llamaran huido o fugado. No pudo defenderse de las muchas falsedades que se divulgaron -aunque también se publicaron hechos ciertos que provocaron gran decepción entre quienes admiraban su trayectoria- y ahora, cuando preparaba su regreso para pasar las Navidades con su familia, no ha faltado la mano negra que trata de impedirlo filtrando que preparaba su regreso intentando regularizar su situación fiscal.

Después de esa regularización vendrán las explicaciones necesarias. Que son, efectivamente muy necesarias. Don Juan Carlos es el primero que conoce el daño que han hecho a la Corona, además de a sí mismo, las irregularidades relacionadas con sus dineros. No se ha producido ningún procedimiento judicial contra su persona, aunque la Fiscalía investiga sus cuentas y todas las declaraciones e informaciones relacionadas con donaciones, testaferros, gastos, tarjetas opacas y paraísos fiscales. Trabajan los fiscales teniendo en cuenta su inviolabilidad cuando era jefe de Estado, si don Juan Carlos la perdió al abdicar y qué movimientos de dinero tuvieron lugar antes y después de la abdicación.

Después de cuatro meses largos en Abu Dhabi, don Juan Carlos desea pasar estas fechas con su familia y, también, demostrar que afronta las situaciones sin eludir responsabilidades. Antes de dar las explicaciones que pudieran pedirle, trata de regularizar su situación con la Agencia Tributaria y pagar lo que le corresponda.

Sorprenden las reticencias del Gobierno al retorno del Rey emérito, definitivo o temporal. Aunque no deberían sorprender: un Ejecutivo con varios miembros que no son ejemplo de honradez con sus dineros, que recurren a su inmunidad parlamentaria para no dar explicaciones sobre la financiación sospechosa de sus partidos, que no cumplen con la Ley de Transparencia y que consideran habitual utilizar medios públicos para sus actividades privadas. Un Gobierno con ministros que han convertido en objetivo prioritario la república, que desprecian los símbolos patrios, que intentan hacer de menos al rey Felipe VI

Habría que preguntarse por qué intenta el Gobierno abortar el regreso de don Juan Carlos. ¿Teme que cuente su verdad, que presente documentos? ¿O que se produzca un sentimiento de respaldo hacia su persona por parte de un número importante de españoles que, a pesar de su decepción, están dispuestos a dar más relevancia a su papel en la historia de España que a sus presuntas fechorías?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios