desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un nacionalismo nauseabundo

Instar a Jordi Alba a no ir a Londres cuando se veía normal que fuese en su tiempo de valencianista asombra

AUNQUE la capacidad de sorpresa no tiene límites me ha sorprendido muy desagradablemente el cinismo de una opinión dada en un periódico de Barcelona por su director, ese mismo José María Casanovas (hoy Josep Maria) que en un tiempo ya lejano era una de las estrellas de la muy centralista TVE. Insta el periodista a Jordi Alba a renunciar a la Olimpiada y lo hace desde el cinismo de comprender su presencia en Londres cuando todavía era jugador del Valencia, pero no ahora en que se dispone a defender los colores del Barça, esa especie de ejército desarmado del inexistente estado catalán.

Me parece esto de una desvergüenza ilimitada y una falta de respeto enorme al resto de clubes que aportan activos propios para defender el nombre de España en los Juegos. El tío dice que lo que hubiera sido lógico cuando pertenecía al Valencia resulta inaceptable ahora, ya que los intereses del Barça, por lo visto, no son de este mundo. Hasta ahora, Madrid -utilizando un lenguaje similar al que se usa por esos especímenes- se ha puesto en su sitio y no accede a las presiones de Andoni Zubizarreta ni a las sugerencias del inefable periodista, uno más de esos plumillas que escriben bajo los dictados del separatismo más interesado y, por supuesto, más abyecto.

Está claro que entre el ¡Viva España! de Iniesta en la Cibeles y la decisión de Jordi Alba de defender a España en los Juegos Olímpicos, ese nacionalismo tan separatista anda que se traga las muelas. Hay que ver qué sobredosis de cinismo, cuánta desfachatez y qué cara más dura la de esos predicadores; como el irrepetible Godall, el ex directivo barcelonista que calificó de mercenarios a los jugadores del Barça que habían traído la Eurocopa. Y es que escuchando o leyendo a estos personajes dan ganas de ver al magnífico Barça celebrando el Día del Club con el Mataró y compitiendo sólo con el Espanyol por hacerse con la Liga, la Lliga de Catalunya, claro.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios