Por montera

La niñera

Pablo e Irene han colocado de niñera a una asesora nivel 30, que cobra del Ministerio 52.000 euros

Este suele ser el titulo, premonitorio de tragedia, de las películas de los sábados que por las tardes emite Antena 3. Su éxito es inexplicable porque los argumentos son tan obvios que nada más empezar ya sabes quién es la asesina, por lo que puedes dormir plácidamente el rato de la siesta.

El 16 de enero de 2016 Carolina Bescansa se plantó en el Congreso de los Diputados con el carrito de su bebé de seis meses, a quien llevó al hemiciclo, ocupó su escaño de flamante diputada y permaneció toda la sesión con el peque en brazos. Aquella actuación de Podemos era un insultante panfleto de no se qué reivindicación para los derechos de las madres, pero jamás de los padres. Bescansa se llevó las críticas de todos los grupos parlamentarios excepto del suyo propio, como no. Se le acusó de utilizar a un menor de edad para ganarse fotografías en las portadas de los periódicos. Así se ganaron un lugar preferente en las portadas el tito Pablo y el tito Íñigo acunando a la criatura. La extrema izquierda es lo que tiene, que vapulea a su manera las instituciones del Estado. Bescansa sabía, como se le recordó en ese mismo lugar, que en el Congreso hay guardería. Carolina no ha sido ni será la única madre diputada. Incluso algunas le recordaron que hasta recién operadas de cesárea se reincorporaron al trabajo sin hacer algaradas ni muestras de utilizar a un bebé para hacer política. Y de aquellos barros, estos lodos. Irene Montero aplicó el mismo jarabe panfletario plantándose en el Congreso con su hija pequeña. Ahora, ya tiene su propio cuarto de juegos en el Ministerio de Igualdad. Vendieron, ambos padres, que no tenían a quién dejar a la niña, a la vez que dijeron que los otros dos estaban al cargo de los abuelos. Pablo e Irene han colocado de niñera a una asesora nivel 30, que cobra del Ministerio 52.000 euros por cuidar de la nena. Es decir: el grupo político que lucha por la igualad de derechos de las mujeres ha puesto a una ex diputada por Albacete, sin licenciatura, como niñera, pero cobrando el sueldo del Ministerio. No puede haber un guión de las películas de Antena3 que supere tanta genialidad. La cuestión de este abuso disparatado ha llegado a los juzgados, donde Pablo Iglesias, el macho alfa, ha pedido que no se investigue este caso. Otra institución que se la llevan a pairo. Yo le pido al juez que no me investigue porque yo lo valgo. Y claro, se les vuelve a pillar la enésima infracción, por decirlo suave, y se enfadan por el linchamiento hasta de sus pocos votantes. El linchamiento del que ellos tienen la paternidad digital.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios