Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

El relato, de Vox

Los Presupuestos podían haber sido respaldados por el PSOE, pero Vox los ha contaminado con su ideología correctora

En efecto, los Presupuestos del Gobierno del PP y de Ciudadanos serían asumibles para el PSOE en otras circunstancias. Es cierto que incluye una rebaja fiscal de varios tipos, pero ya la consejera María Jesús Montero acordó con Juan Marín la bonificación con un millón de euros a cada heredero en Sucesiones y rebajó varias veces los tramos autonómicos del IRPF. Por lo demás, aumentan las cantidades destinadas a sanidad, educación y dependencia y, al menos en estos textos, no hay ni privatizaciones ni más externalizaciones que las que ya había. Ya le hubiese gustado a la ex consejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo elaborar unas cuentas con un aumento del 5% de los ingresos; a ella, que tuvo que eliminar pagas extraordinarias y subir impuestos. Sí, el PSOE podría votarlos y, de hecho, algunos diputados socialistas pensaron que hubiese sido mejor no presentar la enmienda a la totalidad para respaldar esa opinión sobre el continuismo que tanto criticaba Vox.

Pero Vox quería gestos, otra filosofía, música, la lírica. Sin apenas modificar las partidas presupuestarias, Vox ha conseguido construir su relato sobre estas cuentas. Hay más fanfarrias que nueces porque ni las partidas de Memoria Democrática se van a reducir ni la de lucha contra la violencia de género. Se contentan con un número de teléfono para asistir a personas maltratadas en el hogar, que no supone la desaparición del 016. Sin embargo, el éxito de Vox es que logra contaminar con su ideología correctora la terminología de asuntos sociales muy delicados. Propone firmar un acuerdo con las fuerzas de seguridad del Estado para frenar lo que Vox llama inmigración ilegal en contradicción parcial con el término irregular. Y del mismo modo, apela a una reforma del antiguo PER, aunque esta prestación del desempleo agrario y sus inversiones públicas en pueblos no son competencias de la Junta.

Es notable que deseen reivindicar el año 1492, pero no van a ser los primeros: la Expo de Sevilla trató de ser eso, el encuentro entre las mismas culturas con el telón de fondo de la llegada de Colón a las Américas. El apoyo al mundo rural es compartido por todos.

Claro, el grado de indignación es personal, y hay quien se romperá la camisa al escuchar cuáles son las concesiones a Vox, augurarán décadas de regresión y una apocalipsis negra con olor a pólvera, pero, de verdad, hagan el ejercicio de leer los 34 puntos del acuerdo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios