La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Más tiempo de sueño y de pesadilla

Coinciden la nueva normalidad de los confinamientos más o menos solapados y la anormalidad de esos cambios horarios tan difíciles de comprender. Esta madrugada hay que darle hacia atrás a las manecillas del reloj del tiempo y mañana tendrán que bajar la persiana todos los bebederos, comederos y demás del ramo cuando den las diez de la noche. Pero vayamos por orden y parémonos en el retraso horario de esta madrugada para que vivamos la noche más larga, con lo que vamos a levantarnos más descansados y, contrariamente a lo que ocurre en primavera, sin correr el peligro de llegar tarde a ninguna parte. Amanecerá un domingo con renovadas cláusulas restrictivas por culpa del bichito cabrón que nos tiene en vilo desde el pasado invierno. Y otra vez, el fantasma del cierre sobrevolará la vertical de muchos negocios hosteleros; así, ¿hasta cuándo?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios