El tren del aeropuerto

En Sevilla se habla mucho del Metro y de los tranvías, pero poco de las mejoras en los trenes de Cercanías

Parece que esta vez va en serio. El tren del aeropuerto no lo puede perder otra vez Sevilla. ¿Por qué apareció entre las ciudades con más atascos de España? Evidentemente, por sus carencias en el transporte público y las infraestructuras. Acumula tres décadas de retraso. Las principales ciudades españolas se han modernizado, mientras por aquí pasaban los trenes de largo. Los aeropuertos de las principales ciudades europeas tienen conexión con trenes de Cercanías y con metro, cuya utilidad es complementaria pero diferente. Por el contrario, el tranvía sería una redundancia. Empiecen por lo principal.

La Junta de Andalucía debe conseguir que se note el cambio. También que se note en Sevilla, por supuesto. Para empezar, han presupuestado el estudio de viabilidad para la conexión entre la estación ferroviaria de Santa Justa y el aeropuerto de San Pablo. La Consejería de Fomento, cuya titular es Marifrán Carazo, del PP, tiene muchas materias pendientes. En este proyecto, hay que contar con el Gobierno que forme Pedro Sánchez. Se supone que no habrá problemas, ya que en el frustrado Presupuesto para 2019 (que no se aprobó) había una partida para iniciar la conexión entre la estación y el aeropuerto.

En Sevilla se habla mucho del Metro y de los tranvías, pero poco de los trenes de Cercanías. En las grandes capitales, como Madrid y Barcelona, es fundamental. El cierre del anillo de Cercanías y unas buenas conexiones metropolitanas, unido al enlace de la estación de Santa Justa y el aeropuerto de San Pablo, permitiría una gran mejoría de los servicios. Además, podrían conectar con los tranvías en San Bernardo para llegar al centro.

En Andalucía hay dos aeropuertos con conexiones ferroviarias. El de Málaga tiene más capacidad operativa que el de Sevilla. El de Jerez se queda por detrás, es el tercero de la comunidad andaluza, pero está conectado con tren hasta Cádiz y también hasta Sevilla. Para aumentar la competitividad del aeropuerto de San Pablo (al que Málaga intenta arrebatar vuelos de Hispanoamérica) es un inconveniente. La apuesta por el turismo no consiste sólo en inaugurar más hoteles.

La conexión ferroviaria entre Santa Justa y San Pablo sería un notable avance. No obstante, la modernización del aeropuerto estará incompleta mientras no llegue allí un ramal de la línea 2 del Metro. Son proyectos que acumulan un incomprensible retraso. Sevilla, que en 2029 celebrará el Centenario de la Exposición Iberoamericana, no puede permitirse la pérdida de otra década. O de otro siglo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios