La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

La vuelta de Paco, oasis en la paramera

álvaro Pastor nos iba dando el parte médico diario a guisa de portavoz del equipo médico habitual y el minuto y resultado se lo daba Lola a mi mujer para que el viernes nos llegase el gran alegrón. Paco Robles ya estaba en su casa, a la vera misma de la Amargura y de una amargura que hemos ido soportando con la ilusión de que el compañero y, sin embargo, amigo le pegase media verónica al negro toro que le confinó en el hospital cuando los tambores estaban a punto de redoble. Pero ni sonaron los tambores ni pudimos disfrutar esos días tan señalaítos con la literatura de Paco, ese raro escribidor que combina la brillantez con el destajo. Casi un mes a machetazos, la luz ya se ha hecho para él y para su legión de amigos y de la ingente clientela que le sigue en sus libros, su periódico, sus televisiones, sus aulas literarias y lo que se le ponga por delante, que Paco ha vuelto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios