Provincia

Fomento incumple su plan y atrasa las obras del Cercanías hasta 2011

  • La frecuencia de paso será de 35 minutos, tiempo del recorrido entre Sanlúcar y Sevilla · El Ministerio no duplicará la vía por la que ya circula el tren regional que llega a Huelva

Comentarios 12

La línea de tren de Cercanías del Aljarafe Norte, uno de los proyectos de transporte público más esperados en la comarca, no podrá entrar en funcionamiento, en el mejor de los supuestos, hasta 2011. Ésta es la fecha que el alcalde de Sanlúcar, Juan Escámez (PSOE), se trajo de Madrid el pasado día 4 cuando se reunió con la secretaria de Estado de Infraestructuras, Josefina Cruz Villalón, y el administrador de Adif, Antonio González, para analizar en qué estado se encuentra un proyecto que es demandado por la mancomunidad de municipios desde 2001.

El anuncio de Cruz Villalón es muy similar al que ella misma ofreció en julio del año pasado, cuando se comprometió en una reunión con la dirección del PSOE sevillano a que la redacción del proyecto se licitaría antes de que concluyese dicho mes y que parte de los 129 millones de euros necesarios para la ejecución de las obras se consignarían en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2008.

En noviembre de 2006, la propia ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, había anunciado tras reunirse con los alcaldes de la comarca y en precampaña de las elecciones municipales que las obras se iniciarían en 2008.

Según Escámez, a los 2,5 millones de euros que el proyecto de PGE para 2009 incluye para la línea, se sumarán otros ocho vía enmienda, con lo que se sufragará al completo la redacción de los proyectos constructivos en 2009. Éstos determinarán el coste total, que debería recogerse en los PGE de 2010. Dado que el plazo de ejecución no será superior al año y medio, el reto es que la línea pueda funcionar a mediados de 2011, año de elecciones municipales.

El proyecto con el que trabaja Fomento prevé que los trenes salgan desde Sevilla y Benacazón, los extremos de la que será la línea C-5 del Cercanías de Sevilla, con una frecuencia de paso de 35 minutos, "totalmente compatible", según el alcalde sanluqueño, con los trenes regionales y de mercancías que ya utilizan la línea ferroviaria regional Sevilla-Huelva, por la que discurrirá el nuevo servicio. La vía sólo se duplicará por razones técnicas en Benacazón, desde donde los convoyes regresarán hacia la capital.

Antes de que se inicien las obras, todos los pueblos beneficiados por el nuevo servicio tendrán que firmar convenios con Fomento y la Junta para ceder suelo para alzar las nuevas estaciones y apeaderos, construir aparcamientos disuasorios para vehículos y mejorar los accesos por carretera.

Según Escámez, las mayores bolsas de suelo serán las de Benacazón, para duplicar la vía, y Salteras, donde se construirá el intercambiador con el tranvía del Aljarafe. Son las obras más complejas, junto al intercambiador de San Jerónimo, ya en la capital, donde el Cercanías del Aljarafe enlazará con el resto de líneas.

En cuanto a las nuevas estaciones, deben construirse la Salteras-Valencina, las de Santiponce y Camas (todavía no está claro si será una sola o dos apeaderos distintos) y rehabilitar las estaciones de Villanueva del Ariscal-Olivares y la de Sanlúcar, donde el alcalde pretende que aun antes de que funcione el Cercanías tengan parada los trenes regionales (tres por sentido) que hacen el recorrido Sevilla-Huelva y que sólo paran en Carrión de los Céspedes.

Cruz Villalón se comprometió con el regidor a gestionar una reunión para plantear la iniciativa al presidente de Renfe, José Salgueiro, e intentar que el tren vuelva a parar en Sanlúcar, cosa que no sucede desde 1972.

Escámez insistió en que lo prioritario es amarrar este proyecto y que las obras se ejecuten cuanto antes, para, a partir de ahí, plantear su posible ampliación. A la reunión en Madrid asistieron junto al alcalde de Sanlúcar sus colegas de Salteras y Villanueva del Ariscal, los también socialistas Antonio Valverde y José Castro.

Desde la Plataforma por el Cercanías del Aljarafe se considera que una frecuencia de paso de los trenes de 35 minutos supondría "un gran avance", si bien se hace hincapié en que las necesidades de la población se centran en las horas punta. La plataforma plantea como opción la duplicación de la vía entre Benacazón y Sevilla para lograr reducir esa frecuencia de paso, ya que los trenes no se verían condicionados por otros Cercanías que circulen en sentido contrario o por los Sevilla-Huelva, que transportan pasajeros y mercancías.

No obstante, la construcción del AVE entre ambas ciudades -la fecha que se baraja para su puesta en servicio es el año 2016- desviará gran parte del tráfico de viajeros y mercancías hacia esta vía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios