Provincia

La Guardia Civil investiga a 34 personas por delito urbanístico en Morón

  • Los denunciados habían construido  de forma ilegal viviendas, piscinas y otras construcciones anexas en un terreno no urbanizable y protegido, careciendo todas de licencias de obras

Un guardia civil ante los terrenos en Morón de la Frontera Un guardia civil ante los terrenos en Morón de la Frontera

Un guardia civil ante los terrenos en Morón de la Frontera

El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de la localidad sevillana de Morón de la Frontera ha denunciado a 34 personas como presuntos autores de un delito contra la ordenación del territorio, según ha informado hoy un comunicado del instituto armado.

Esta operación, denominada Olo Jin, comenzó con investigaciones en el paraje conocido como Molino Hondo, de Morón de la Frontera, de un asentamiento de viviendas, a modo de urbanización, dotada de servicios de agua y electricidad, que contaba con caminos e instalaciones de contadores, así como varias obras activas. Los agentes confirmaron la existencia de una comunidad de vecinos denominada Molino Hondo, que gestiona los servicios de aguas y electricidad, así como que se han realizado construcciones en subparcelas repartidas en treinta lotes.

Tras gestiones realizadas con el Ayuntamiento de Morón de la Frontera y mediante un informe urbanístico de las construcciones, los agentes concluyeron que todas las construcciones de las citadas parcelas son ilegalizables, pues además de carecer de licencias y de proyecto de obra, se encuentran en un terreno catalogado como no urbanizable de especial protección.

Por ello, se tomaron declaraciones, en calidad de investigados, al propietario de la parcela como responsable de actos de urbanización y construcción, a los propietarios de las subparcelas, como promotores de actos de construcción y edificación, y a los responsables de las empresas constructoras, ya que ninguno de los actos mencionados estaban amparados por una licencia o proyecto de obra.

Las construcciones realizadas son principalmente viviendas residenciales, con piscinas y edificios anejos de servicios y han consolidado "un gran asentamiento de viviendas, que impacta negativamente en el paisaje que rodea a esta urbanización fantasma", según el comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios