Provincia

Hacienda da un nuevo plazo para presentar o rehacer los planes de ajuste

  • La prórroga no afecta a las empresas, que comenzarán a cobrar en junio, como el resto

A pesar de la intención inicial del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de ser férreo en las exigencias y plazos para que los ayuntamientos puedan acogerse al plan de pago a proveedores, finalmente, el ministro Cristóbal Montoro anunció ayer que dará un nuevo plazo de quince días, probablemente hasta mitad de junio, para que los ayuntamientos que no han presentado planes de ajuste puedan hacerlo y los que los presentaron pero han sido rechazados por Madrid tengan la opción de rehacerlos antes de que se les retenga el 50% de la PIE, la Participación de los Ingresos del Estado, principal fuente de financiación local, lo que, según los alcaldes, podría poner en riesgo el pago de las nóminas y los servicios básicos que prestan.

Esta retención iba a iniciarse ya en el mes de junio, coincidiendo con el inicio de los pagos a las empresas que se han acogido al proceso para cobrar. Los proveedores de los municipios a los que se les ha dado esta segunda oportunidad también empezarán a cobrar a partir de junio, al margen de lo que pase con los planes de los ayuntamientos. Este nuevo plazo se había reclamado desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que preside el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. También desde los municipios afectados -hay, al menos, 15 en la provincia de Sevilla- y algunos, como Valencina, había anunciado que pedirían el amparo judicial si no se les daban opciones.

El anuncio dará así una tregua a los siete municipios sevillanos que, según ha trascendido hasta ahora, no llegaron a presentar sus planes. El caso más sonado fue el de Coria del Río, donde el PSOE no tiene mayoría absoluta en el Pleno y la propuesta que llevó para rebajar más de un 40% en sueldo y la jornada a toda la plantilla de laborales fue rechazada. No llegó a presentarse tampoco en Benacazón, donde el alcalde del PP alegó que el hecho de que aparecieran nuevas facturas constantemente, heredadas de anteriores gobiernos, lo hacía imposible. Tampoco lo presentaron Aguadulce, El Garrobo, Gilena, La Puebla de los Infantes o Villanueva de San Juan. Zoido, tras felicitarse por la decisión del Ministerio, pidió también ayer "responsabilidad" al todos los partidos para lograr un consenso mínimo y apoyo de la Diputación para que los que no llegaron a tiempo por falta de medios técnicos lo hagan ahora.

En cuanto a los planes de ajuste que fueron rechazados tras su revisión en Madrid, hay al menos seis municipios afectados en Sevilla. Algunos, como Osuna, confían en poder solventar los reparos y hacer frente a los nuevos créditos para pagar a proveedores sin perder el 50% de la PIE. Pero otros, como Almensilla, advierten que supondrá una "tregua" y que le darán una "vuelta" a sus recortes, aunque no tienen mucho margen, dado que el rechazo de Madrid se debe a que basó el ajuste en la venta de una parcela, que debe ser destinada, según Hacienda, a inversiones, no a gasto corriente. El alcalde de IU, José Carlos López, insiste en que se debería hacer una excepción porque en ningún caso el Consistorio -59 personas en plantilla, más una quincena de eventuales- puede prescindir del 50% del personal que requerirían de otra forma los ajustes. Los 600.000 euros que suman las facturas que finalmente se van a abonar dentro del plan podrían haber sido afrontadas, directamente, por el Ayuntamiento sin el plan excepcional, asegura.

También fueron rechazados los planes de El Coronil, Olivares, Valencina y Martín de la Jara, en este último caso basado igualmente en la venta de patrimonio. Dentro de los supuestos para los que Hacienda ha dado un nuevo plazo están también los de aquellos pueblos que tienen el plan de ajuste aprobado, pero el Pleno les rechazó la operación financiera que conlleva con los bancos, como es el caso de Mairena del Alcor en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios