Coronavirus

El Ayuntamiento de Herrera pide a los vecinos que se "autoconfinen" ante la escalada de contagios

  • Con 81 nuevos positivos en la última semana, la tasa ha superado ya los 1.400 casos por cada 100.000 habitantes

  • El alcalde también "recomienda" que los bares cierren como máximo a las 22:00 horas, a la espera de los cribados y las decisiones de la Junta

Una calle de Herrera, municipio de la Sierra Sur de unos 6.500 habitantes. Una calle de Herrera, municipio de la Sierra Sur de unos 6.500 habitantes.

Una calle de Herrera, municipio de la Sierra Sur de unos 6.500 habitantes. / Ayuntamiento de Herrera

El Ayuntamiento de Herrera, con apenas 6.500 habitantes, se ha convertido en el segundo de la provincia de Sevilla, después de Casariche, que ha pedido a sus vecinos que se "autoconfinen" y que dentro de sus posibilidades permanezcan el mayor tiempo en sus casas y eviten el contacto social, con el objetivo de frenar la importante escalada de contagios, especialmente grave la última semana.

El alcalde, Jorge Muriel (PP), ha instado además a que todos los negocios, incluidos los bares, no cierren más allá de las 22:00 horas. Son medidas que sólo la Junta o el Gobierno central pueden ordenar dentro de sus competencias, aunque el Consistorio ha decidido adelantarse y pedirlas después del crecimiento exponencial de los contagios.

En concreto, Herrera ha alcanzado una tasa de contagio este viernes de 1.470 casos por cada 100.000 habitantes; con 81 casos positivos confirmados por PCR en la última semana y 95 en los últimos 14 días. También hay un brote en la residencia de mayores, que afecta por el momento a doce usuarios y dos trabajadores.

Tras la preocupante situación, este viernes se ha celebrado una junta local de Seguridad y Salud, en la que, además de realizar esas "recomendaciones", se ha acordado endurecer las medidas que, dentro de las competencias municipales, ya había tomado el Consistorio.

Así, el propio Ayuntamiento va a permanecer cerrado y se atenderá por teléfono (sólo funcionará el Registro); también se va a cerrar la Biblioteca y la Casa de la Cultura. Se suman al cierre del Conservatorio, del mercadillo o de las instalaciones deportivas que ya se adoptó en los días previos.

Muriel, en un mensaje dirigido a sus vecinos, ha precisado que está en contacto con las autoridades sanitarias (la delegada territorial de Salud y el gerente del Hospital de Osuna), a las que ha preguntado por qué Herrera, que ya tenía datos muy preocupantes al inicio de la semana, no entró en las nuevas rondas de cribado con test de antígenos que se están haciendo en municipios cercanos, como Badolatosa o Martín de la Jara. Pero señala que fue porque el comité de expertos se reúne el lunes, con datos de días previos en los que las cifras en Herrera eran más bajas. 

Aún así, asegura que esas pruebas -para conocer el estado real de propagación y, en función de los resultados, tomar medidas más contundentes si hace falta-, se podrían autorizar el próximo martes en el Consejo de Gobierno de la Junta.

Muriel ha explicado que se cree que este aumento exponencial de contagios se debe a la celebración de fiestas en domicilios privados, cumpleaños y alguna botellona, que han escapado al control de la Policía Local. Se ha sido "activo" desde el punto de vista policial, "pero si no hay colaboración de los vecinos difícilmente se puede parar", ha aseverado.

En este sentido, ha asegurado que se va a ser "muy duro" con la vigilancia de las normas y no se va a advertir, sino que se va a actuar, con multas contra aquellas personas que sean sorprendidas sin mascarilla o sin cumplir el resto de medidas de prevención.

Parar el virus y los contagios "depende de nosotros y no sólo de lo que haga la administración", ha recordado, de ahí que haya pedido ese "autoconfinamiento", en la medida que las obligaciones laborales de cada cual se lo permitan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios