Lluvia en Sevilla

Las riadas dejan graves daños en la línea férrea y en carreteras de la Sierra Sur

  • Un puente del tren sobre el río Blanco se viene abajo en Aguadulce y deja a Sevilla sin conexión por línea convencional con Málaga y Granada

El acceso a Aguadulce por Río Blanco, que sigue cortado tras las fuertes lluvias El acceso a Aguadulce por Río Blanco, que sigue cortado tras las fuertes lluvias

El acceso a Aguadulce por Río Blanco, que sigue cortado tras las fuertes lluvias / Ayuntamiento de Aguadulce

Comentarios 3

Las lluvias que cayeron desde la tarde del sábado en la Sierra Sur de Sevilla y la crecida de sus arroyos con agua de otras zonas provocaron, la madrugada del domingo, importantes inundaciones que mantuvieron en vela a miles de vecinos y provocaron destrozos en infraestructuras de una veintena de municipios. El Rubio y Los Corrales estuvieron aislados; en La Roda, el agua inundó viviendas del barrio de la Estación, donde se tuvieron que emplear bombas para evitar que siguiera creciendo. También entró en algunas casas de la zona más cercana al Genil, en Écija, y en Badolatosa.

La Delegación del Gobierno de la Junta activó el Plan Provincial de Emergencias por riesgo de inundaciones sobre las 10:00 del domingo y lo desactivó a las 19:05, a la misma hora que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) eliminó la alerta por precipitaciones en Sevilla. El 112 contabilizó casi 200 incidencias en una veintena de municipios en 24 horas.

No obstante, lo que más repercusión tendrá serán los graves daños que se han producido en carreteras y sobre todo en la vía férrea convencional que conecta Sevilla con Málaga y Granada que, de nuevo, ha quedado impracticable, probablemente para bastantes semanas. Ello obligó a suspender del todo los trenes de Media Distancia y de Largo Recorrido con Andalucía oriental. Las vías del AVE no están afectadas.

En el punto kilométrico 82,353, en Aguadulce, la crecida del arroyo Blanco se llevó por delante, de madrugada y cuando no había trenes circulando, la estructura metálica con la que la vía salva el cauce. Hay que cuantificar los daños, pero su reparación es compleja y costosa. También ha habido daños importantes, aunque en menor medida, en un tramo de unos 50 metros (entre el punto kilométrico 63,200 y el 63,250), en los que el agua rebasó la vía del tren y se llevó el balasto y desplazó el carril, entre Marchena y Osuna.

En esta situación, ni Adif (responsable de la infraestructura) ni Renfe (del servicio de trenes) pueden avanzar cuándo se restablecerá el servicio, que no se pudo suplir con autobuses, porque las carreteras también estaban afectadas por las fuertes lluvias. La A-92 llegó a estar cortada durante horas a la altura de Osuna desde el final de la tarde del sábado hasta la una de la madrugada del domingo y entre las 13:00 horas y las 16:50 del domingo. Al cierre de esta edición se mantenía el nivel amarillo (condiciones difíciles para la circulación) entre los kilómetros 77 y 79 debido a la acumulación de barro.

Renfe sólo pudo reubicar a algunos viajeros con billete entre Sevilla y Málaga en trenes Avant (por las vías del AVE pasando por Córdoba), hasta que hubo disponibilidad de billetes y sólo a aquellos que hacían el trayecto completo. No pudo hacerse así con los de Granada, porque la estación Antequera-Santa Ana también quedó aislada por las inundaciones en la comarca. La compañía recomienda a los que quieran viajar o tengan billetes para hacerlo, que se informen antes en sus redes sociales o en el teléfono 912320320, de información.

En ese punto en el que el río Blanco rompió el puente ferroviario, también se tuvo que cortar de madrugada la carretera de acceso a Aguadulce, que discurre paralela por un puente del siglo XVI. Según Estrella Montaño, alcaldesa, el nivel del río no se veía tan alto desde 1949, cuando otra crecida causó la muerte de varias personas que vivían en chozas en el entorno.

El agua sobrepasó el puente, que resistió, pero tumbó las farolas y hubo que avisar a Endesa para que cortara el suministro ante el riesgo de cortocircuitos. A lo largo del día, se tuvo que pedir a los vecinos que no acudieran a la zona hasta que no se compruebe el estado del puente, que sigue cortado.

El elevado número de carreteras que hubo que cortar por las lluvias de forma total o parcial llegó a dejar aislados a municipios enteros. En concreto, han estado cortadas en algún momento la SE-8202 en Osuna; la A-406 el Saucejo; la A-407 entre Osuna y La Lantejuela; la A-378 y la A-9205 también en Osuna; y la A-388, entre Écija y Monterrubio. Los daños pueden ser cuantiosos también en estas infraestructuras cuando el agua deje evaluarlos.

El Rubio tuvo cortados sus cuatro accesos por la crecida del río Blanco y las fuertes lluvias, que cayeron a partir de la 01:30 del domingo. Según fuentes municipales, alcanzó un nivel que no se veía desde hace dos décadas. El agua no llegó a viviendas, pero sí a la zona del polideportivo y la industrial, que se anegó.

Las carreteras que dan acceso a Los Corrales estuvieron cortadas desde las 19:00 horas del sábado hasta poco antes de las 18:00 del domingo, cuando reabrió la carretera hacia Pedrera-Martín de la Jara. Pero seguían cerradas el resto, por el desbordamiento del río Blanco. El Ayuntamiento tuvo que rescatar con maquinaria pesada a algunas personas aisladas por las lluvias. A otras, que estaban en naves y viviendas diseminadas, no pudo recogerlas, por el riesgo de atravesar el río, pero se mantuvo en contacto por si precisaban alguna asistencia urgente.

Varios pueblos de la Sierra Sur estuvieron incomunicados por carretera durante horas

En La Roda de Andalucía, el agua sí llegó a más de una veintena de viviendas de varios barrios y calles por la crecida de dos cauces. El río Yeguas inundó la barriada de la Estación, cuyos vecinos mayores y niños fueron realojados en la Casa de la Cultura, que se abrió expresamente, o en casas de familiares.

El agua llegó a alcanzar un metro y no subió más porque los servicios operativos municipales, los bomberos y agricultores y vecinos con sus bombas se volcaron en achicarla. El agua entró en la fábrica de Migasa. El desbordamiento del arroyo El Salinoso también afectó a varias casas del barrio del Calvario, la calle Rodríguez de la Fuente y Reina Sofía.

Desde la 1:30 del domingo, cuando comenzó a llover con fuerza como en la colindante comarca malagueña en la que se han producido daños muy graves, los vecinos estuvieron en vela, con "mucho miedo" por lo que pudiera ocurrir, según el alcalde.

La zona del polidportivo de El Rubio, anegada con agua y barro. La zona del polidportivo de El Rubio, anegada con agua y barro.

La zona del polidportivo de El Rubio, anegada con agua y barro. / M. G.

Otro arroyo se desbordó en Badolatosa, con afectación a varias viviendas. En Osuna, los ríos Peinado y Salado también tuvieron un importante incremento del caudal, aunque no hubo daños graves en el casco urbano (donde cayó una importante tromba de agua), sí en las zonas rurales del término municipal y en las numerosas carreteras que lo atraviesan.

También aumentó de forma preocupante el nivel del río Genil a su paso por Écija, después de varios inviernos sin sustos de este tipo en la ciudad de las torres. Alcanzó la máxima de siete metros a las 07:00 horas del domingo, cuando se activó el Plan de Pre-emergencia Local. Como suele ocurrir, el agua anegó la Isla del Vicario y las zonas de Alcarrachela, Puente de Material, la Corta del Río Genil, Avenida del Valle y Avenida de Andalucía. En menor medida, hubo incidencias en Morón de la Frontera, Marchena, La Puebla de Cazalla, Montellano, Pedrera.

Según la última información facilitada por el servicio de coordinación de Emergencias 112, aunque la situación de alerta había disminuido, el despliegue de personal en la Sierra Sur para limpiar sigue siendo muy importante. Hay una veintena de efectivos del Centro de Conservación de Carreteras trabajando en distintas vías y casi medio centenar de efectivos del Plan Infoca, que se han incorporado también: 22 personas en El Rubio, nueve en Badolatosa y 15 personas en Lora de Estepa.

Asimismo, operativos de emergencia trabajaban en la A-92 en las tareas de limpieza de una balsa de agua en el kilómetro 117 en ambos sentidos, en La Roda. En cuanto a las carreteras, se mantiene el corte en ambos sentidos en la A-378, en Los Corrales, en la A-388 (El Rubio), así como en la SE- 8202 en el término municipal de Osuna, y en la A-406 a su paso por El Saucejo.

El tráfico seguía interrumpido también por anegaciones la SE-9204, la SE-9205 y la SE-9206, en el municipio de El Rubio. En Badolatosa, se mantiene el nivel negro (corte total a la circulación), en la SE-9201, entre los kilómetros 0 y 6.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios