Provincia

Osuna, un 'pequeño gigante' en lucha contra el coronavirus

  • El municipio sevillano está inmerso en un proyecto de la compañía tecnológica Esri para mejorar la gestión de la pandemia

Mapa de la incidencia del coronavirus en Osuna. Mapa de la incidencia del coronavirus en Osuna.

Mapa de la incidencia del coronavirus en Osuna. / Esri

El Ayuntamiento de Osuna y la empresa tecnológica Esri se conocieron a principios de marzo. Un congreso de nuevas tecnologías celebrado en Madrid fue el punto de partida de una relación motivada por el interés ursaonense de desarrollar proyectos turísticos en la localidad. Esri, que está inmersa en la celebración de una conferencia de tecnología geográfica hasta el viernes 20 de noviembre,  les ofreció una serie de aplicaciones con información personalizada, actualizada e interactiva. "Era muy útil para el turista y para el propio ayuntamiento", cuenta Rosario Andújar, alcaldesa de la localidad.

Sin embargo, días después el coronavirus aterrizó en España y aquel proyecto se paró. Aunque no las conversaciones entre ambas partes. Esri ofreció su tecnología en Sistemas de Información Geográfica (GIS, por sus siglas en inglés) para conocer la evolución de la pandemia para establecer una capacidad de respuesta proactiva aportando las medidas eficaces. "Ninguna administración pública había dado un paso similar en crear una herramienta tecnológica de estas características", explica Andújar, que aceptó la proposición y embarcó al municipio que gobierna en un proyecto llamado Pequeños gigantes. En él también colabora Geovoluntarios, una organización de voluntarios digitales dispuestos a ayudar en situaciones de emergencia. Gracias a ello han podido combatir el virus con algo más que desinfecciones, mascarillas o geles hidroalcohólicos.

A finales del pasado marzo ya se puso en marcha y permitió localizar a aquellos vecinos que creyeran tener síntomas relacionados con la Covid-19, en un período además, en el que, por parte de la Junta de Andalucía no existía tampoco aún la codificación de los casos positivos en coronavirus. "Esta herramienta nos ofrecía la información real de Osuna en relación a los contagios, lo cual nos permitía saber el nivel de preocupación con respecto a las personas confirmadas como casos positivos, estrechándose de esta manera la colaboración ciudadana con el propio ayuntamiento, al mismo tiempo que nos aportaba las necesidades que podían requerir esas personas", detalla la alcaldesa.

Ese conocimiento permitió al Consistorio llevar a cabo la recogida de residuos de las familias que lo necesitaran, teniendo conocimiento de las zonas y, de las medidas para llevar a cabo este servicio. O también, durante esta etapa, permitía saber dónde se debía actuar con los servicios municipales de ayuda asistencial y de domicilio para aquellas familias que estaban confinadas y necesitaban que se les hiciera una serie de servicios sanitarios, de compras de alimentos, farmacéuticos, etcétera.

Una herramienta de autodiagnóstico

Panorámica de Osuna. Panorámica de Osuna.

Panorámica de Osuna. / Juan Carlos Vázquez

Aitor Calero, gerente de tecnología e innovación de Esri, explica que "buena parte de los datos que se generan y los que se utilizan para tomar decisiones clave en la gestión de una pandemia tienen un componente geográfico". Pone como ejemplo de la crisis del Ébola, del Zika o catástrofes naturales para resaltar la importancia de los GIS.

En el caso del coronavirus, la información geográfica ha sido clave. "En todo proceso en el que el dónde sea una pregunta que se pueda responder, la tecnología de GIS puede ayudar a tomar una mejor decisión", afirma Calero. Y, más concretamente en el caso de Osuna, la labor de Esri se ha centrado en dotar a la población de una herramienta de autodiagnóstico. A través de la aplicación móvil Coronavirus Osuna – Servicio de Información, los habitantes de la localidad pudieron, desde un navegador, responder un sencillo cuestionario para descubrir si presentaban síntomas relacionados con el Covid. También de este modo, el Consistorio lograba descongestionar los servicios de asistencia telefónica para proporcionar un mejor servicio al ciudadano.

Calero explica que "en cualquier sistema de información, es crucial poder capturar la información y para ello son necesarias herramientas intuitivas y fáciles de usar para los ciudadanos". Además, como se está demostrando durante la crisis del Covid-19, deben "estar listas para usar de un día para otro porque no hay casi tiempo para construirlas a medida". Aparte, los GIS no solo ayudan a mapear la crisis, sino también a analizarla y buscar alternativas. En este sentido, están siendo fundamentales para armonizar los datos de diferentes fuentes o instituciones, localizar colectivos vulnerables, gestionar los recursos y servicios disponibles, tomar datos sobre el terreno o gestionar equipos en campo.

Otra vía que abre la utilización de esta tecnología es la de realizar predicciones y anticiparse al problema. "Estamos trabajando con numerosas administraciones públicas y empresas en Andalucía para ayudarles a aprovechar todo el potencial de los datos y tecnología geográficos". En algunos casos, se está trabajando no solo para analizar qué está sucediendo y reaccionar, sino para realizar análisis predictivos y elaborar posibles modelos de la propagación geográfica del virus y también para determinar de forma anticipada desde qué zonas o barrios van a llegar solicitudes de ayuda. "Esto permitirá a los gestores públicos ir un paso por delante y ser más ágiles y rápidos en la toma de decisiones durante la emergencia, donde el tiempo de reacción es vital". Un ejemplo sería la planificación de la mejor ubicación para centros asistenciales, optimizando la cobertura de la población más vulnerable.

Mucho más que una 'app' para la población

El proyecto, cuyo elemento más visible ha sido una app para los ciudadanos, tiene una vocación más ambiciosa. Pretende convertirse en una plataforma de participación e implicación ciudadana que vaya más allá de las necesidades actuales. "Una vez cubiertas las necesidades iniciales, la misma tecnología se puede utilizar para gestionar el municipio como un territorio inteligente usando el poder de la geografía y de los mapas", añade Calero.

Presupuestos participativos, programas de voluntariado social y ambiental, movilidad urbana o cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible. "Todas estas iniciativas tienen una componente espacial y son retos del Ayuntamiento de Osuna y de cualquier otro municipio español", finaliza el experto tecnológico de la compañía Esri, que avanza que "estas funcionalidades y otras similares serán las que se irán desarrollando a lo largo de los próximos meses y años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios