Provincia

La Policía Local de Coria desmantela una explotación ilegal de gallos de pelea

  • Los agentes se han incautado de 15 ejemplares de combatiente español en un edificio ocupado

El lugar en el que se ha desarrollado la operación El lugar en el que se ha desarrollado la operación

El lugar en el que se ha desarrollado la operación / M. G.

La Policía Local de Coria del Río se ha incautado de 15 gallos de pelea en una operación contra las explotaciones avícolas clandestinas, que se ha desarrollado este sábado en un edificio ocupado de la localidad ribereña. Los agentes de este cuerpo han realizado una inspección en las zonas comunes y algunas viviendas del inmueble tras las denuncias de varios vecinos. 

El edificio ocupado en el que estaban los gallos. El edificio ocupado en el que estaban los gallos.

El edificio ocupado en el que estaban los gallos. / M. G.

En esa operación, se han localizado 15 ejemplares de la raza combatiente española. Son cuatro machos adultos, dos polluelos y nueve gallinas, algunas de ellas incubando la puesta de huevos. El gallo combatiente español es muy demandado por los aficionados a las riñas, debido a su tamaño y a la mejora continua de la especie.

En Andalucía las riñas son legales pero dentro de unos márgenes y con unas condiciones muy estrictas. Una de ellas, por ejemplo, es que no se puede apostar ni puede haber muerte de algún animal. Esto hace que exista un mundo clandestino dedicado a la cría de gallos para participar en peleas clandestinas. 

Los gallos intervenidos. Los gallos intervenidos.

Los gallos intervenidos. / M. G.

Los animales retirados por la Policía Local de Coria se encontraban en jaulas de pequeño tamaño, y dentro de habitáculos rudimentarios creados por sus propietarios. Las aves fueron retiradas y trasladadas a un nuevo destino en cumplimiento con la normativa vigente, según indicaron fuentes de la Policía Local coriana. 

Las mismas fuentes reseñaron que para la cría de gallos combatientes españoles se precisa de una explotación avícola de ocio otorgada por Oficina Comarcal Agraria, contar con los proyectos sanitarios pertinentes y estar de alta en la federación de gallos combatientes españoles de Andalucía. La norma, para evitar posibles filtraciones a los acuíferos o vertidos de excrementos, prohíbe cualquier explotación a menos de 500 metros de la zona urbana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios