Interactivo con el padrón de Sevilla de 2019 Así ha ganado y perdido población Sevilla: ¿qué ha pasado en tu municipio?

Escolares en Mairena del Aljarafe, que con esta oleada del padrón ha superado los 46.000 habitantes. Escolares en Mairena del Aljarafe, que con esta oleada del padrón ha superado los 46.000 habitantes.

Escolares en Mairena del Aljarafe, que con esta oleada del padrón ha superado los 46.000 habitantes. / D. S.

Dos Hermanas sigue siendo, en números absolutos, el municipio de Sevilla que más habitantes sumó en 2018, según los datos del Padrón a 1 de enero de 2019 publicados por el INE: un total de 800, con un aumento del 0,60%, más acentuado que el del año anterior, cuando creció en más de 660 vecinos.

Con el área de Entrenúcleos llena de viviendas en construcción, la localidad nazarena roza ya los 134.000 habitantes.

Este crecimiento que reflejan los datos del Padrón contrasta con el estancamiento de su vecina Alcalá de Guadaíra: pese a haber superado años ha los 75.000 vecinos, sólo suma 23 residentes, menos que Mairena del Alcor (77) o El Viso (75), con términos más limitados.

La otra gran zona en la que la población sigue aumentando –porque se trasladan familias que salen de zonas rurales o de la capital y porque dado su perfil joven nacen más niños– sigue siendo el Aljarafe. A 1 de enero, la comarca tenía empadronados a 2.130 vecinos más que un año antes.

Hay una decena de municipios que suman más de un centenar de nuevos vecinos, la mayoría en un segundo cinturón (Bollullos, Coria, Espartinas, Palomares, Santiponce, Umbrete o Villanueva del Ariscal), aunque conservan su dinamismo otros, como Tomares, que suma a 139 residentes y se coloca con 25.359 vecinos; Gelves, que roza ya los 10.200; y Mairena, el mayor ayuntamiento de la comarca que supera con esta oleada los 46.000 habitantes. También aumenta esta vez la población en San Juan.

Al norte de la capital, sigue sobresaliendo La Rinconada, que da un espectacular acelerón. Si entre 2017 y 2018 sumó unos 70 habitantes, en el último año han sido 222, un 0,57% más. Camina ya hacia los 38.700 empadronados.

En esa zona y vinculadas al área de influencia de la capital, crecen además las localidades de Guillena, Burguillos y Alcalá del Río, que supera por primera vez los 12.000 habitantes.

La población de la provincia creció en un 0,19%, la mitad que la media de Andalucía

Por el sur del área metropolitana, logran mantenerse y crecer los grandes municipios del corredor hacia Cádiz.

Es destacable Los Palacios que, pese a su carácter eminentemente rural, aunque con una potente agroindustria, crece casi del doble de la media provincial y suma 108 vecinos. Se coloca con 38.354 habitantes.

Igualmente, suman residentes Las Cabezas y Lebrija. Por otro lado, Utrera se ha mantenido como el cuarto municipio en población de Sevilla y por encima de los 50.000 habitantes, a pesar de no contar ya con los 2.340 que el INE asigna El Palmar de Troya segregado. Sólo pierde 1.889, lo que implica que aún sin esa histórica pedanía su población ha crecido en el último año.

La despoblación sigue en las sierras Norte y Sur 

Pero lo que ocurre en términos de población con la mancha metropolitana y el corredor sur no debe llevar a engaño. Porque Sevilla también sufre el fenómeno de la despoblación, que se acelera de forma alarmante en algunos enclaves.

En la Sierra Norte el parque natural y el turismo no logran darle la vuelta a una tendencia histórica y ha perdido en sólo un año a 265 empadronados.

Los más damnificados son los dos municipios de referencia, Constantina y Cazalla, con mermas que superan el 1,2%. El primero es ya el único de la zona que supera los 5.000 habitantes (5.896), después de dejarse a más de medio centenar de vecinos en el camino. En Cazalla se han perdido más de 70 y se queda con unos 4.700.

Las cosas tampoco pintan bien en la Sierra Sur, aunque partía de cifras mayores que la Sierra Norte. La comarca pierde 486 empadronados, a lo que se une la preocupante caída de Morón, que tiene 217 menos vecinos de derecho que hace un año.

Es además la mayor caída de las ciudades medidas de Sevilla, que a duras penas se mantienen. Écija, que dejó hace tiempo la cifra de los 40.000 habitantes, se estanca; al igual que Estepa. Marchena pierde más de 123 vecinos y Carmona, pese a su cercanía al área metropolitana, a 89. En la Vega, Lora del Río pierde casi 200 vecinos.

En su conjunto, la población de la provincia aumentó en 2.502 personas, un 0,19% más que el año anterior. El crecimiento se ha intensificado algo con respecto al anterior padrón. Pero, aún así, se quedó en la mitad del que registró el conjunto de Andalucía, que ha llegado al 0,4%. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios