Demografía

La población en Sevilla se estanca en 2019 y sigue sin superar la barrera de los 700.000 habitantes

  • La última revisión del padrón de la capital recoge 119 empadronados menos que hace un año

  • La provincia, por contra, gana 2.500 vecinos y supera los 1.942.000

Viandantes por las calles del centro de Sevilla. Viandantes por las calles del centro de Sevilla.

Viandantes por las calles del centro de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

El 2019 tampoco será el año en el que la ciudad de Sevilla consiga el reto de los 700.000 habitantes. Los datos provisionales del padrón municipal publicados este viernes por el Boletín Oficial del Estado (BOE) recogen una nueva caída en el número de habitantes por lo que la capital sigue sin ser capaz de romper una tendencia a la baja que se inició prácticamente con el inicio de la década.

Según los datos publicados este viernes, a 1 de enero de 2019 el padrón de la capital registraba 688.592 personas, 119 menos que los recogidos en la misma revisión del año anterior, aunque la cifra aumenta a los 10.413 menos si se tienen en cuenta los datos oficiales de población que se publicaron el pasado mes de abril que, por primera vez en varios años conseguía ganar población y superar los 699.000 empadronados.

No obstante, haciendo referencia a las cifras de población resultantes de la revisión del padrón municipal que recoge el BOE de este viernes 27 de enero puede decirse que la población de Sevilla capital prácticamente está estancada tras un año en el que no han destacado precisamente las campañas municipales por engordar esta cifra de habitantes. Y aunque, la sangría del padrón municipal viene siendo objeto de confrontación política desde hace años, hasta ahora, ninguno de los últimos gobiernos municipales ha logrado detenerla.

Así, tras este último toque de atención, la realidad es que la población de Sevilla capital ha perdido más de 15.000 habitantes en la última década. En 2010 el padrón de la ciudad hispalense lo conformaban 704.198 habitantes mientras que a 1 de enero de 2019 esta cifra se ha reducido a 688.592. Esto supone, en términos porcentuales, una bajada del 2,3%. En números se traduce en 15.606 vecinos menos. 

Tras rozar los 710.000 habitantes en 2003, la capital ha ido perdiendo población hasta los 688.592 de 2019

Muy lejana queda la cifra de 709.975 habitantes, la cota máxima registrada en 2003. El crecimiento empezó a dispararse después de la Expo del 92 y en el 93 la población aumentó en 24.000 habitantes. Será a partir de 2014 cuando empiece la sangría de población en la capital. Entonces, el número de censados cayó a las 696.676 personas, regresando a los niveles de la pre Expo del 92.

Pese a esa pérdida progresiva de población, la capital hispalense sigue siendo el cuarto municipio de España en número de habitantes sólo superado por Madrid (3.266.126 empadronados), Barcelona (1.636.762) y Valencia (794.288). Por detrás sigue estando la ciudad de Málaga que sigue ganando población y según esta revisión del padrón contaba a 1 de enero con 574.654 censados, 3.628 más que el año anterior.

El último padrón sí arroja un dato esperanzador. La provincia sí sigue sumando habitantes y la revisión provisional con datos del 1 de enero arroja un aumento de 2.502 habitantes respecto a 2018 elevando el total a los 1.942.389 censados, que suponen el 23% de la población total de Andalucía (8.414.240).

A nivel regional, Sevilla sigue siendo la provincia andaluza con mayor volumen de población, pero ese crecimiento poblacional lleva años perdiendo peso en detrimento de Málaga y Almería. Frente a esos 2.502 habitantes que ha ganado Sevilla en el último año, el aumento de habitantes en las provincias malagueñas y almeriense ha sido de 20.664 y 7.480 censados, respectivamente.

La comunidad andaluza también ha ganado población y, según esta revisión del padrón publicada por el BOE, Andalucía ha sumado en un año 29.839 habitantes, un 0,4%.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios