Demografía

Sevilla se estanca y pierde peso en población frente a Málaga y Almería

  • La provincia registró el mayor número de habitantes de su historia en 2013, con 1.942.155, y desde entonces ha perdido más de 2.200 residentes

  • Desde 1998 sólo ha ganado 225.042 nuevos empadronados, la mitad que la Costa del Sol

Una calle de Sevilla repleta de viandantes. Una calle de Sevilla repleta de viandantes.

Una calle de Sevilla repleta de viandantes. / José Ángel García

Comentarios 4

¿Cuántos habitantes andaluces viven en Sevilla? ¿Cuál es el peso poblacional de la provincia en la comunidad? ¿Cómo ha evolucionado en los últimos años? La respuesta que reflejan las estadísticas es contundente: estancamiento y pérdida de liderazgo. La provincia se mantiene a la cabeza de la región en número de residentes, pero en la última década ha visto como Málaga y Almería le han comido terreno a nivel de crecimiento, liderando ambas provincias y en este orden la evolución de población en Andalucía. En el lado contrario están Córdoba o Jaén, que pierden residentes.

Las personas que viven en Sevilla,1.939.887, representan el 23,13% de la población en Andalucía. Un porcentaje similar al que ocupaba veinte años antes (23,6%) cuando la cifra de residentes en Málaga, por ejemplo, estaba muy lejos de la sevillana. En 1998, Málaga contaba con una población de 1.240.580 personas, el 17,1% de los residentes andaluces; y en Almería estaban empradronadas 505.448 personas, sólo 6,98% del total andaluz.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al 1 de enero de 2019, Sevilla lleva varios años perdiendo fuerza como foco de atracción de nuevos residentes en la comunidad andaluza en detrimento de Málaga o Almería, que han sumado la mayor evolución poblacional en la región.

La provincia ha ganado desde 1998 225.042 nuevos habitantes. Una cifra considerable pero que ha sido duplicada por la provincia malagueña que, con una población según el último INE de 1.641.121, ha visto crecer su cifra de habitantes en 400.541 personas desde los 1.240.580 residentes que tenía hace 20 años.

La otra provincia que destaca por su incremento poblacional es Almería que, con una población total de 709.340 personas, puede presumir de haber sumado en dos décadas 203.892 habitantes, llegando a superar a Jaén a la que actualmente le aventaja en 71.241 empadronados. 

Según estos datos, Cádiz se consolida como la tercera andaluza en número de habitantes. La provincia tiene una población actual de 1.238.714 personas, pero su porcentaje de crecimiento apenas ha sido visible en los últimos 20 años en los que ha ganado 131.230 residentes y en los que ha tenido pérdidas de población importantes. Huelva se mantiene a la cola. La provincia suma 519.932 habitantes, 65.964 más que hace dos décadas, y, aunque en el último año ha ganado 1.002 personas empadronadas, acumula pérdidas de residentes desde el año 2014.

Sevilla se estanca; Málaga y Almería se disparan

Al contrario de los casos de Málaga y Almería, en Sevilla hay que remontarse una década para poder observar un crecimiento de población significativo. Entre el año 2002 y 2003, la provincia experimentó el mayor crecimiento poblacional de los últimos 20 años. Entonces se sumaron al padrón provincial 24.142 nuevos residentes. A partir de aquí el ritmo de crecimiento de población fue prácticamente insignificante hasta alcanzar en 2009 los 1.900.224 empadronados. Hoy en día, Sevilla tiene sólo 39.663 habitantes más y desde 2013 acumula pérdidas de población, con un único repunte este último año que ha supuesto un aumento de habitantes de 360 personas. Precisamente en ese año se alcanzó el mayor número de habitantes de la historia en la provincia con 1.942.155.

Un grupo de personas mayores descansa en un banco en el centro de la ciudad. Un grupo de personas mayores descansa en un banco en el centro de la ciudad.

Un grupo de personas mayores descansa en un banco en el centro de la ciudad. / José Ángel García

El caso de Málaga destaca en la comunidad andaluza e incluso a nivel nacional. La provincia de la Costa del Sol es la única en Andalucía que ha sumado población año tras año desde 1998. Según los datos del INE, Málaga se ha situado entre las provincias que más suben en empadronados en el país, colocándose en octava posición de un ranking que lidera Madrid, Barcelona y Baleares. La provincia malagueña tiene ahora sólo 298.766 habitantes menos que Sevilla cuando en 1998 la distancia entre ambas provincias ascendía hasta las 474.265 personas. 

Almería por su parte está lejos de acercarse en población tanto a Sevilla como a Málaga o Cádiz, sin embargo, en su guerra particular con el resto de provincias encabeza el crecimiento de las otras cinco andaluzas que están por debajo del millón de empadronados. Los más de 200.000 habitantes que ha ganado en los últimos 20 años es una cifra abismal teniendo en cuenta que tiene una población de 709.340 personas, casi una tercera parte de los que viven en Sevilla. Su evolución ha sido tal que llegó a adelantar en 2008 a Jaén, con 638.099 habitantes en la actualidad. 

La evolución de la población extranjera

Los últimos datos del INE sobre población detallan que el número de extranjeros residentes en España en la actualidad es de 4,8 millones, la cifra más alta desde 2013, pero por debajo aún de los 5,4 millones que llegaron a residir en el país en 2009 y 2010.

Precisamente, en Andalucía, destaca el aumento de este sector de población como una de las claves del crecimiento de población, sumando sólo en el último año 15.121 personas. Es en este parámetro dónde se explica gran parte de ese continuado crecimiento de habitantes tanto en Málaga como en Almería. En la primera residen 238.312 extranjeros mientras que en la segunda se alcanza la cifra de 139.759 personas. Lejos están estos números de la población extranjera que reside en el resto de provincias: 42.552, en Cádiz; 20.601, en Córdoba; 57.466, en Granada; 42.286, en Huelva; 15.126, en Jaén; y, 65.294, en Sevilla. Esto es que del total de 621.396 extranjeros empadronados en Andalucía, el 38,3% reside en Málaga y el 22,49%, en la provincia almeriense. 

La población extranjera supone el 10,7% del total de residentes en España. La población extranjera supone el 10,7% del total de residentes en España.

La población extranjera supone el 10,7% del total de residentes en España. / José Ángel García

La tendencia al alza en la población extranjera sí es común en las ocho provincias andaluzas en los últimos 20 años. En concreto, vuelve a destacar el dato de Málaga, que es donde más crecimiento se ha experimentado. Destaca el hecho de que en 1998 residieran sólo 59.604 extranjeros en la Costa del Sol y 13.260 en Almería, de un total en la comunidad de 99.722. En Sevilla hace 20 años vivían 58.280 extranjeros menos de los que residen en la actualidad.

Esta nueva estadística deja ver, asimismo, que la población sevillana mantiene casi en tablas su población en los extremos de edad. Mientras que los mayores de 65 años rozan las 317.000 personas, los menores de 14 actualmente suman 326.078. En Sevilla viven más mujeres que hombres, 991.188 frente a 948.699, y la edad media de los residentes sevillanos es de 40,92, casi tres años menos que la media española. Respecto al volumen de población, en la provincia viven 138,2 persona por kilómetro cuadrado.

A nivel nacional, la población española aumentó en 2018 en 284.387 personas (0,6%), lo que situó el total de habitantes en más de 47 millones, una cifra que no se superaba desde 2013.

La población mayor de 65 años es casi idéntica a la menor de 14 años. La población mayor de 65 años es casi idéntica a la menor de 14 años.

La población mayor de 65 años es casi idéntica a la menor de 14 años. / José Ángel García

Una población que, según el Padrón Continuo difundido por el INE, tiene una edad media de 43 años, se reparte casi a la mitad entre hombres y mujeres, está envejecida, compuesta por un 90% de españoles y un 10% de extranjeros y donde 4 de cada 10 personas vive en municipios de más de 100.000 habitantes. España es un país en el que hay más de 5.000 pueblos en los que viven menos de mil personas, reflejo de la incesante despoblación de las zonas rurales.

Con datos a 1 de enero de 2019, del total de ciudadanos (47.007.367), el 89,3%, es decir 42 millones, son españoles, y el 10,7 %, 5 millones, extranjeros, un colectivo que no superaba esta cifra desde 2014. Por segundo año consecutivo, aumenta el número de extranjeros empadronados, que casi duplica al del año anterior y de los que el 10% ya ha nacido en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios