Provincia

El accidente de tráfico de Utrera fue un choque frontal entre los dos vehículos

  • La primera hipótesis apunta a que el camión invadió el carril contrario, por el que circulaba la furgoneta con las cinco víctimas

  • Un equipo de expertos de Madrid se desplazará a la zona para reconstruir el siniestro

Los operarios supervisan el estado de los coches. Los operarios supervisan el estado de los coches.

Los operarios supervisan el estado de los coches. / Víctor Rodríguez

El accidente de tráfico que ha costado la vida este jueves a cinco personas en la carretera A-394 fue un choque frontal entre un camión y la furgoneta en la que viajaban las víctimas. Esta es la primera hipótesis con la que trabaja la Guardia Civil, que enviará a la zona al equipo especializado en la reconstrucción de accidentes para confirmar con certeza cómo se produjo el mismo.

Todo apunta a que pudo ser el conductor del camión quien invadió el carril por el que circulaba la furgoneta, sin que hasta el momento se conozcan con exactitud los motivos de este desplazamiento. Se investiga si se quedó dormido, si se desvaneció o si pretendía hacer un adelantamiento. Para aclararlo será fundamental la declaración del camionero, que ha sido trasladado al Hospital Virgen de Valme, donde también está previsto que se le practique la prueba de alcoholemia.

Las cinco víctimas mortales llevaban los cinturones de seguridad colocados. Los Bomberos han tenido que rescatar los cadáveres del amasijo de hierros en el que quedó convertida la furgoneta, una operación que se ha prolongado durante varias horas.

El siniestro se ha producido a las 6:35 de la mañana a dos kilómetros de Arahal. La primera hipótesis apunta a que el camión circulaba en dirección a esta localidad, mientras que la furgoneta iba hacia Utrera. Los trabajadores acababan de dejar la A-92 para cortar por la carretera que une Arahal y Utrera en dirección a su localidad de origen, Las Cabezas de San Juan. La cuadrilla regresaba de trabajar en las obras de las vías del AVE en Loja (Granada).

La unidad de la Guardia Civil especializada en la reconstrucción de accidentes de tráfico, que tiene su sede en Madrid, fue la misma que vino a Sevilla para investigar el accidente de tráfico en el que se vio implicado el torero José Ortega Cano, en la carretera de Burguillos a Castilblanco de los Arroyos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios