Área Metropolitana

Otro año de retraso en el desdoble de la carretera entre Alcalá y Dos Hermanas

  • La Junta fija ahora en febrero de 2019 la finalización de unas obras que tendrían que estar ya

  • Ha habido que hacer un reformado y aún hay pendientes expropiaciones 

Operarios en las obras del desdoble de la A-392. Operarios en las obras del desdoble de la A-392.

Operarios en las obras del desdoble de la A-392. / M. G.

Comentarios 2

Los vecinos de Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas y de otros puntos del área metropolitana que se desplazan por la A-392, que une ambos municipios, tendrán que esperar otro año para ver culminadas las obras del desdoble.

Así lo confirmó este martes en el Parlamento el consejero de Fomento, Felipe López, quien señaló que, “debido a una serie de dificultades” relacionadas con los servicios que estaban afectados, ha habido que hacer una modificación del proyecto original, con lo que el final de las obras se ha situado ahora en febrero de 2019”. Es decir, prácticamente un año más que la última fecha que se dio cuando las obras se retomaron, que era marzo de este año, 2018. Además, todavía quedan por resolverse algunas expropiaciones.

El consejero respondía a una pregunta del PP sobre el tema y la confirmación del retraso no sorprende. El PP se había hecho eco de las advertencias de los empresarios de la zona, para los que este desdoble es esencial y que llevaban meses advirtiendo del nulo avance. López destacó que “se trata de una actuación de especial interés metropolitano, ya que unirá mediante una vía de gran capacidad” a dos de los municipios más poblados del área metropolitana, que suman más de 200.000 habitantes.

La inversión total es 28,6 millones de euros, según informó la Junta en un comunicado. La obra ya estuvo paralizada durante cuatro años por la crisis económica, hasta que se retomó en junio de 2016”. En la actualidad, se encuentra a un 54% de nivel de ejecución, según el consejero, que señaló que en estos momentos se avanza a buen ritmo y los trabajos se concentran en el enlace de la A-392 con la autovía A-376, de Sevilla a Utrera. Este enlace de nuevo diseño con la A-376 está constituido por una glorieta elevada, con dos pasos superiores sobre la Autovía Sevilla-Utrera y cuatro ramales de conexión con la misma.

Existe un corte de tráfico que obliga a un recorrido alternativo de unos dos kilómetros por la propia autovía Sevilla-Utrera y que se mantendrá hasta el final de las obras. En este enlace de especial envergadura, ya que se trata de unir y facilitar el movimiento del tráfico entre dos vías de gran capacidad, se van a efectuar nuevos cortes en ramales de acceso que serán debidamente informados.

Por su parte, también está previsto realizar trabajos de ejecución de terraplenes y compactación en diversos puntos de la traza. La ejecución de las obras en varios puntos del trazado de la A-392 “está pendiente de resolver unas últimas expropiaciones que se prevé para las próximas semanas”. La A-392 es el acceso al Hospital del Tomillar y, en su entorno, hay varios centros educativos y de ocio cuyos accesos mejorarán. Una vez terminado el desdoble, tendrá una configuración de vial puramente metropolitano, con glorietas iluminadas.

La vía adquiere una sección tipo autovía, con dos carriles para cada sentido y mediana ajardinada de dos metros de ancho. Esta actuación está incluida en el Programa Operativo Feder de la UE nión Europea, por tratarse de una conexión con la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T) a través de la A-92 y con la SE-40, a través de la A-376.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios