Provincia

Las denuncias e inspecciones de pozos se multiplican en Sevilla tras el 'caso Julen'

  • Varios ayuntamientos han anunciado batidas para localizar perforaciones en mal estado y evitar riesgos

El brocal roto de un pozo, en un municipio de La Campiña, detectado ahora. El brocal roto de un pozo, en un municipio de La Campiña, detectado ahora.

El brocal roto de un pozo, en un municipio de La Campiña, detectado ahora. / M. G.

Comentarios 4

La caída al pozo que, el 13 de enero, le costó la vida a Julen en Totalán ha aumentado el número denuncias ciudadanas y las inspecciones que los  ayuntamientos sevillanos están haciendo para detectar las instalaciones de este tipo que están en malas condiciones y suponen un riesgo para personas y animales, incluso aunque tengan permisos.

Las advertencias se han recibido en muchos municipios. Por ejemplo, en Mairena del Aljarafe ha sido la asociación de vecinos Mairena Sur la que ha comunicado al Ayuntamiento y, a través de éste, a la Confederación Hidrográfica del Gudalquivir (CHG), el mal estado de varios pozos en el entorno del arroyo Porzuna, donde está previsto que se construya el futuro Parque Central. Según el Consistorio, ya se han tapado algunos, en coordinación con la CHG, y está previsto continuar en los próximos días, con la recuperación del cauce.

Un pozo sólo cubierto en parte, en el entorno del arroyo Porzuna, en Mairena del Aljarafe. Un pozo sólo cubierto en parte, en el entorno del arroyo Porzuna, en Mairena del Aljarafe.

Un pozo sólo cubierto en parte, en el entorno del arroyo Porzuna, en Mairena del Aljarafe. / M. G.

Como se aprecia en las imágenes que la asociación de vecinos ha difundido por redes sociales para advertir del peligro, se ven pozos de un diámetro considerable. En uno de los casos, está rodeado por mallas rotas o colocadas de forma precaria. Otro pozo está tapado sólo parcialmente con materiales obra, aunque en muy mal estado de conservación y derruidos en parte.

En Carmona, IU ha advertido de la existencia de varios pozos en el entorno del escarpe del Albollón a los que le falta la chapa de cierre, porque ha sido robada, o que están tapados apenas con palés, mallazo o palos, pero que pueden ser un peligro. Según Vicente García, edil de la formación, se trataría de pozos vinculados a la red de saneamiento, de propiedad municipal, pero cedidos al Consorcio del Huesna. Son unas cinco instalaciones, cuyo estado se le notificó por escrito al Consistorio el pasado 23 de enero pero que, según IU, siguen igual.

El Ayuntamiento de Carmona, por su parte, ha anunciado una “batida” para localizar éstos y otros pozos que carecen de medidas de seguridad necesarias para actuar, al margen de la vigilancia habitual y los expedientes sobre pozos ilegales. No obstante, con un término de casi mil kilómetros cuadrados, el control es complejo.

Un pozo en Carmona, con brocal pero sin tapa, denunciado por IU. Un pozo en Carmona, con brocal pero sin tapa, denunciado por IU.

Un pozo en Carmona, con brocal pero sin tapa, denunciado por IU. / M. G.

En La Campana, donde el Ayuntamiento cuenta con un servicio municipal de guardia rural, los agentes están inspeccionando durante estas semanas los más de 300 pozos que tienen localizados en todo el término municipal para ver su estado de conservación. Ya se han detectado varios en los el brocal es muy bajo, está sin tapa o se ha deteriorado con el paso de los años o las tareas agrícolas. Se está enviando un escrito a los propietarios para que lo arreglen, recordándoles la normativa.

Según los guardas, el deterioro tiene que ver menos con robos (la retirada de chapas requiere de herramientas que hacen mucho ruido en la noche y que, cuando se usan, van buscando las bombas más que la chatarra), que con descuidos o con el paso del tiempo. La misma preocupación y avisos están llegando a otros ayuntamientos, autoridades e, incluso, a los propios grupos ecologistas, después de que se haya tomado conciencia del riesgo que suponen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios